Píldoras Anti-Masonería

El blog CLAVIJO defiende los valores

de la Iglesia Católica y de España

amenazados por el proyecto masónico-luciferino

"Nuevo Orden Mundial"


e-mail: ClavijoEspana@gmail.com



miércoles, 23 de marzo de 2011

Sabino Arana: Racismo secesionista. (97)

Entre la Constitución de Cádiz (1812) y la Constitución de Cánovas (1876) se consumó la supresión de los Fueros vascos, instaurando en las provincias Vascongadas el régimen normal del servicio militar y el sistema general de impuestos, dulcificado después por un favorable concierto económico.

El nacionalismo separatista vasco nació políticamente de la frustración por la pérdida de sus privilegios medievales. Nació desintegrador como una sectárea degeneración del carlismo, falsificando la historia y la lengua, inventando mitos y corrompiendo los corazones del noble pueblo que dio origen a Castilla.

Sabino Arana (1865-1903), pretendido fundador del nacionalismo vasco antiespañol, fue un hombre extraño, católico integrista, que se sintió iluminado en Barcelona (1886) por el nuevo catalanismo de la Lliga (Prat de la Riba y Cambó).

Los nacionalismos, catalán y vasco, fueron concebidos por sus promotores como una aplicación española del “principio de las nacionalidades” acuñado por el masón revolucionario Mazzini que expulsó a los Borbones de Italia (1861) proclamando rey a Víctor Manuel II (masón).

Mazzini definió el derecho a convertirse en Estado de las naciones con lengua y cultura propias. Es la estrategia del Imperio norteamericano para destruir la hegemonía de las naciones fundadoras de Europa, paso previo para la implantación del “Nuevo orden mundial”.

Sabino Arana incorporó el racismo y la xenofobia a su programa nacionalista, siendo un claro precedente al nazismo de Hitler. Algunas “perlas” sabinianas:
  1. Los españoles (maketos) deberán ser expulsados en los primeros años de la independencia a fin de borrar toda huella que en las costumbres y en el idioma hubiera dejado su dominación. 
  2. La ciudadanía vizcaína pertenecerá por derecho natural a las familias de raza euskeriana. 
  3. La mezcla de sangre es la exclusiva razón del hundimiento de las antiguas civilizaciones. 
Sólo el carácter compulsivo de su racismo puede explicar las docenas de páginas que dedicó al odio a los españoles. Escribió “La raza está por encima de la propia tierra. Nosotros los euskerianos debemos saber que la patria se mide por la raza, la historia, las leyes viejas, el carácter y la lengua.

Una semana después de la mayoría de edad de Alfonso XIII, Sabino Arana dirigió un telegrama a T.Roosevelt, presidente USA para felicitarle por la concesión de la independencia a Cuba (1902), a la espera de que Europa le imitara concediendo la libertad a la Nación Vasca.

Fuentes:
  • Ricardo de la Cierva. Hijos de la mentira (2004). 
  • Jon Juaristi. El bucle melancólico (1997).
  • Iñaki Ezkerra. Sabino Arana (2003).