Píldoras Anti-Masonería

El blog CLAVIJO defiende los valores

de la Iglesia Católica y de España

amenazados por el proyecto masónico-luciferino

"Nuevo Orden Mundial"


e-mail: ClavijoEspana@gmail.com



miércoles, 30 de abril de 2014

Madrid, 2 de mayo de 1808-Levantamiento popular contra Napoleón: Goya: Carga de los mamelucos contra el pueblo indefenso-Sorolla: Daoíz y Velarde mueren heroicamente defendiendo el cuartel de Artillería-Goya: Fusilamiento de Patriotas (1342)


Daoíz y Velarde: Héroes del 2-mayo en Madrid
Defensa del Parque de Artillería de Monteleón
(Joaquín Sorolla)



ArteHistoria: Contra lo que puede parecer lógico, tanto el Dos de Mayo como su compañero El Tres de Mayo, no se pintaron al iniciarse la Guerra de la Independencia, sino al finalizar ésta en 1814. Goya obtuvo, del Consejo de Regencia presidido por el cardenal D. Luis de Borbón, ayuda económica para pintar las hazañas del pueblo español, el gran protagonista de la contienda en su lucha contra Napoleón. 

Goya ha querido representar aquí un episodio de ira popular: el ataque del pueblo madrileño, armado, con palos y navacontra la más poderosa máquina militar del momento, el ejército francés. En el centro de la composición, un mameluco, soldado egipcio bajo órdenes francesas, cae muerto del caballo mientras un madrileño continúa apuñalándole y otro hiere mortalmente al caballo, recogiéndose así la destrucción por sistema, lo ilógico de la guerra. Al fondo, las figuras de los madrileños, con los ojos desorbitados por la rabia, la ira y la indignación acuchillan con sus armas blancas a jinetes y caballos mientras los franceses rechazan el ataque e intentan huir. Es significativo el valor expresivo de sus rostros y de los caballos, cuyo deseo de abandonar el lugar se pone tan de manifiesto como el miedo de sus ojos. 

En suma, Goya recoge con sus pinceles cómo pudo ser el episodio que encendió la guerra con toda su violencia y su crueldad, para manifestar su posición contraria a esos hechos y dar una lección contra la irracionalidad del ser humano, como correspondía a su espíritu ilustrado.

La ejecución es totalmente violenta, con rápidas pinceladas y grandes manchas, como si la propia violencia de la acción hubiera invadido al pintor. El colorido es vibrante y permite libertades como la cabeza de un caballo pintada de verde por efecto de la sombra. Pero lo más destacable del cuadro es el movimiento y la expresividad de las figuras, que consiguen un conjunto impactante para el espectador. 

La Guerra de la Independencia supone para Goya, igual que para miles de españoles, un aterrador dilema; su filosofía ilustrada, favorable a la reforma de España y contraria al mal gobierno de Carlos IV y Godoy, le hacen alinearse, formando parte de los afrancesados, con el rey José I, Gran Maestre de la Masonería de Francia, pero su elevado patriotismo y su razón no entienden la masacre que se está produciendo en el país. Tiene, pues, el corazón dividido y estos seis años de conflicto armado van a provocar un importante cambio en su pintura, que se hace a partir de entonces más suelta, más violenta, más negra en definitiva. 

Páginas relacionadas:
-Guerra Independencia española

***********
HISTORIA MILITAR
Daoíz y Velarde, los héroes 
que murieron el 2 de mayo luchando por España

ABC-Manuel P. Villatoro (20/05/2013): Los militares se unieron al pueblo y defendieron, a costa de sus vidas, el madrileño Cuartel de Artillería de Monteleón durante el levantamiento contra los franceses

Son cientos los episodios en los que la valentía española se hace un hueco en la Historia. No obstante, pocos hechos hay más heroicos que los protagonizados por los capitanes Luis Daoíz y Pedro Velarde, quienes murieron heroicamente en las calles de Madrid luchando, sin más ayuda que un mosquete y un sable, contra miles de invasores franceses

De San Bernardo hasta Fuencarral, calles por las que hoy caminan centenares de madrileños, el 2 de mayo de 1808 el pueblo español se levantó contra el enemigo que amenazaba su soberanía: Napoleón, personificado en cada militar francés. Junto a él, multitud de soldados también tomaron las armas y, aunque en aquel momento la revuelta fue reprimida, sin duda sentó las bases para la expulsión francesa cinco años después.

Un lobo con piel de cordero

Para conocer la historia de estos dos heroicos españoles es necesario remontarse hasta el año 1807, tras la creación de una alianza entre la Francia de Napoleón y la España de Carlos IV. Por aquellos tiempos, el «pequeño corso» quería a toda costa conquistar Portugal, por lo que ofreció a Manuel Godoy, valido del rey, un tratado aparentemente inmejorable: el reparto del país luso una vez derrotado.

Las condiciones parecían óptimas para los españoles, que únicamente debían «abrir las fronteras» al ejército francés para facilitar su llegada a Portugal a través de la Península. Como era de esperar, el conocido como «Tratado de Fontainebleau» hizo mella en la corona, que permitió al ejército imperial de Napoleón cruzar España de punta a punta.

Sin embargo, lo que nadie podía imaginarse es que las intenciones del emperador francés eran otras. Así, de los más de 60.000 soldados que entraron en España, no todos se dirigieron hacia la frontera portuguesa, sino que multitud de unidades imperiales fueron estableciéndose en decenas de localidades españolas para sorpresa de los ciudadanos.

Esta «toma pacífica» de territorios provocó el recelo de los españoles, que comenzaron a sospechar de una posible invasión encubierta de Napoleón. A su vez, no ayudaron a calmar las cosas las intrigas políticas de Napoleón -que pretendía conseguir el trono español- y la entrada del mariscal francés Joaquín Murat junto a un gran ejército en Madrid.

Finalmente, la paciencia de los ciudadanos de la capital terminó por acabarse cuando observaron que Napoleón pretendía trasladar a un miembro de la familia real española fuera de Madrid. Ese mismo día, el 2 de mayo de 1808, el pueblo se levantó contra la ocupación francesa harto del «pequeño corso». Así, multitud de madrileños salieron a la calle armados con todo tipo de rudimentarias armas para combatir al ejército imperial en defensa de la libertad e independencia española.

No obstante, no tendrían el apoyo oficial del ejército español. «Los altos mandos del Ejército español dependían de la Junta de Gobierno que estaba a las órdenes de la Corona, entregada en esos momentos a la voluntad de Napoleón. Las órdenes tajantes eran colaborar con los franceses y no participar en los combates, y en aras de la disciplina los militares no se movieron de los cuarteles», afirma en declaraciones a ABC el escritor Fernando Martínez Laínez.

Daoíz y Velarde, del lado del pueblo

Por aquel entonces, la casualidad quiso que en Madrid se encontraran el capitán andaluz Luis Daoíz y el militar cántabro Pedro Velarde. El primero, de 41 años, se encontraba al mando del Parque de Artillería de Monteleón (ubicado en la actual «Plaza del dos de Mayo») y tenía a sus espaldas más de 30 años de servicio fiel a España. Por su parte, el segundo, que contaba 29 años, se había hecho un hueco en las altas esferas del Estado Mayor del Cuerpo de Artillería.

Ambos vieron en esta revolución un momento perfecto para luchar por la soberanía española. Así, y a pesar de que desde el gobierno se les había ordenado no combatir contra los franceses, decidieron ponerse de lado del pueblo que, con piedras, palos y navajas, se enfrentaba a miles de soldados franceses.

«Las fuerzas españolas eran unos 5.000 hombres, en su mayoría acuartelados fuera de la ciudad, y los franceses unos 40.000, situados en el casco urbano y alrededores (Leganés, El Pardo, Casa de Campo, Fuencarral…)», señala Laínez.
Velarde libera Monteleón

El primer paso para poder combatir y organizar una buena defensa era liberar el Parque de Artillería de Monteleón, uno de los pocos enclaves en los que los escasos militares españoles que habían decidido apoyar la rebelión podían plantar cara al ejército francés. El lugar, en cambio, estaba guardado por una unidad de 80 soldados franceses.

Velarde liberó Monteleón y se preparó para la defensa junto a DaoízPara iniciar su plan, Velarde convenció a un oficial superior para que le cediera el mando de una unidad española afirmando que pretendía ayudar a los franceses que defendían Monteleón. De esta forma, le fue concedido el mando de la 3º compañía del capitán Goicoechea, según afirma el historiadorArsenio García Fuertes en su libro «Dos de Mayo de 1808. El grito de una nación». «Por la calle de San Miguel y San José (…) marchaba, a paso redoblado y arma terciada, la 3º compañía del capitán Rafael Goicoechea», determina el experto.

En su camino, la sangre de los madrileños salpicaba las calles de la capital, pues se enfrentaban a una fuerza mejor armada y preparada para el combate. «Los patriotas tuvieron que enfrentarse, casi desarmados, contra las bien equipadas unidades de infantería y caballería napoleónicas, apoyadas por cañones que barrieron a la población civil», explica por su parte Laínez.

Al llegar a Monteleón junto a su treintena de soldados, Velarde no tuvo problemas en entrar en el enclave engañando a los franceses. «El español anunció con voz firme al capitán que las tropas de infantería que traía con él estaban destinadas a reforzar la seguridad del parque. Accedió entonces el francés a que los soldados de Goicoechea franqueasen los portones», explica García en su texto.

Sin embargo, cuando sus soldados tomaron posiciones alrededor de las tropas de Napoleón, la actitud de Velarde cambió radicalmente. El español se giró hacia el oficial francés y le informó de que, o sus hombres tiraban las armas, o serían masacrados. Al galo no le quedó más remedio que capitular, pues, aunque mayor en número, su fuerza se encontraba en ese momento desprevenida.

Ya estaba hecho, los españoles habían tomado el emplazamiento arengados por los madrileños que, desde fuera, pedían que se les entregase arma para poder enfrentarse en igualdad de condiciones a los soldados imperiales. «A las puertas de Monteleón, la muchedumbre se arremolinaba. La llegada de los fusileros de Estado con Velarde había animado a todos los presentes a vitorearlos», sentencia García.
Tensión inicial entre capitanes

Tras tomar Monteleón, Velarde, que estaba exultante, pensaba encontrarse con un Daoíz dispuesto a combatir, nada más lejos de la realidad. «El siempre sereno Luis Daoíz había llegado (…) hecho una furia. Él era el oficial al mando de Monteleón y capitán con más antigüedad con Pedro Velarde. El oficial se había atribuido unos poderes y una autoridad que no le correspondían», explica el historiador.

Los españoles dispararon sus cañones y fusiles a quemarropa sobre los francesesEn aquel momento, y según se cree, ambos capitanes tuvieron más que palabras ya que, mientras que Daoíz quería seguir las órdenes de no atacar a los franceses, Velarde estaba convencido de que debían unirse al pueblo. «Finalmente, Luis Daoíz se detuvo en seco, alzó la vista, se quitó el bicornio y desenvainó su sable. Se volvió hacia sus veinte artilleros y su voz sonó más alta en el patio de arena: "¡Abrid las puertas. Las armas al pueblo! ¿No son nuestros hermanos?”», destaca el experto en su libro.

Por su parte, mientras los defensores de Monteleón armaban al pueblo, las columnas francesas habían conseguido conquistar todo el centro de Madrid y se dirigían ahora hacia uno de los últimos enclaves españoles de la capital: en el que se encontraban Daoíz y Velarde.

«Daoíz representaba mentalmente sus posibilidades. Encerrado entre aquellas estrechas callejuelas, el parque carecía de defensa, su acceso estaba franco desde tres calles que confluían en su portón. Ninguna de ellas era defendible desde el interior del vasto edificio, que nunca había sido diseñado con fines militares», explica García. No obstante, y aunque su muerte era segura, prepararon las defensas para resistir contra el ejército imperial, que cada vez estaba más cerca de Monteleón.
Primeros combates contra los franceses

Los primeros combates de los defensores se realizaron contra una pequeña unidad de tiradores franceses. Estos, al acercarse al enclave español y pedir hablar con el oficial al mando, fueron recibidos a balazos. Sin embargo, esto no fue más que una pequeña escaramuza inicial, Daoíz y Velarde sabían que pronto llegaría el grueso de las tropas y era necesario posicionar a sus hombres.

Tras situar las defensas, los españoles se enfrentaron a su primer combate serio cuando una unidad francesa –originaria de Westfalia, en Alemania- se acercó a Monteleón. Lo que no sabían los asaltantes es que les esperaba una cruel sorpresa tras los portones del pequeño fuerte.

«Al tratar de descerrajar la puerta (…) un estruendo de humo y fuego llenó la calle. Varios gastadores (soldados alemanes) cayeron heridos por el fuego de los mosquetes (…). En aquel momento, un estruendo aún mayor echó las puertas abajo. Las tres piezas de artillería, desplegadas en su interior, habían abierto fuego abatiendo el portón, que cayó sobre los westfalianos», determina el escritor.

Los soldados no tuvieron tiempo de responder al fuego. Su oficial al mando sólo pudo gritar una orden: la de huída. Por su parte, los españoles aprovecharon su ventaja y persiguieron en su carrera a los enemigos gritando consignas contra los soldados imperiales y alabanzas en favor del rey Fernando.

«Daoíz aprovechó la retirada de los franceses para ordenar derribar lo que quedaba de los portones. Dos cañones fueron emplazados hacia la calle San Bernardo; otros dos, hacia Fuencarral, y el que quedaba hacia la calle de San Pedro Nueva», explica García en el texto.
¿El asalto definitivo?

Esta victoria, sin embargo, fue efímera, pues, al fin, los franceses hicieron su aparición delante de Monteleón. A partir de ese momento, su estrategia fue clara: coser a cañonazos a la artillería española. Su intención era doble, por un lado, pretendían acabar con los civiles y militares que manejaban los cañones, por otro, querían hacer que los españoles gastaran toda su munición. Desgraciadamente la táctica imperial fue efectiva, pues los madrileños sufrieron grandes bajas.

Finalmente, las tropas francesas se decidieron a asaltar Monteleón con la bayoneta de sus fusiles calada. «Con el frente de 5 hombres (…) el 1º batallón del 4º provisional (francés) se lanzó hacia Monteleón», determina el experto en su obra. Los españoles, desesperados, lanzaron una descarga de artillería causando grandes bajas en sus enemigos, pero no consiguieron medrar su ánimo. El final estaba cerca.
Un golpe de suerte

No obstante, cuando los defensores casi podían sentir el frío acero de los cuchillos franceses, un milagro se sucedió en el campo de batalla. A lo lejos, y de forma totalmente repentina, apareció un oficial local portando una bandera blanca. Los franceses detuvieron su carga al instante, al igual que los españoles, que dejaron sus puestos de fuego.

El oficial, casi sin respiración, desmontó y se dirigió hacia Velarde. Designado por la Junta de Gobierno, instó a voz en grito a que los defensores abandonaran su propósito y se rindieran. «El capitán francés que quedó al mando de la columna oía discutir a los dos oficiales españoles. Ordenó a sus hombres que comenzaran a avanzar a pequeños pasos hacia la batería española. Había que acortar distancia con o sin tregua», determina García.

La conversación no duró mucho, pues uno de los defensores se interpuso entre ambos oficiales gritando vítores a favor de Fernando VII. La reacción fue inmediata: los españoles dispararon sus cañones y sus fusiles a quemarropa sobre los franceses, quienes estaban con la guardia baja esperando a que los oficiales acabaran de parlamentar

«La inesperada descarga barrió la cabeza de la compañía francesa (…), la mayoría de ellos arrojó entonces sus fusiles al suelo y levantaron los brazos en señal de rendición», explica el experto en su obra. La picaresca española había conseguido ganar una batalla, no obstante, los franceses no cometerían nuevamente este error.

Tras detener el último ataque, los militares hicieron un recuento de los supervivientes. «Daoíz y Velarde (…) repasaron las fuerzas que les restaban. Apenas quedaban diez artilleros entre mandos y soldados. Otra veintena larga de infantes Voluntarios de Estado y medio centenar de civiles seguían peleando con ellos», explica el escritor. Además, sólo quedaban media docena de cargas por pieza de artillería, por lo que Velarde decidió usar las afiladas piedras de sílex de los mosquetes como metralla.

Las cosas pintaban realmente feas, sin casi combatientes ni munición los españoles sólo podían esperar la hora de su muerte. Por su parte, los franceses habían tomado casi la totalidad de Madrid, por lo que sólo era cuestión de tiempo que acabaran venciendo las defensas de Monteleón.
Murat, decido a conquistar Monteleón

Este pequeño enclave ya había hecho perder la paciencia a Murat, que no entendía como unos pocos soldados y unos centenares de civiles podían contrarrestar la fuerza de su ejército imperial. Por ello, ordenó asaltar Monteleón desde todas las calles posibles. «Los minutos pasaban con gran lentitud. Más de dos mil franceses preparaban su tercer asalto. Menos de cien españoles los esperaban sin intención de rendirse», sentencia García.

«El ataque, como había ordenado Murat, fue simultáneo desde las calles de San Miguel, San José y San Pedro Nueva. Las tres columnas, con las compañías de granaderos a su cabeza, aparecieron como una negra sombra erizada de bayonetas destellantes», destaca el autor.
Dos heroicas muertes

«Daoíz fue alcanzado por la espalda con una bayoneta y posteriormente acribillado a estocadas»El asalto definitivo asoló a los españoles, que se vieron superados por una fuerza 30 veces mayor. A su vez, el fuego de algunas unidades de tiradores franceses situados en balcones y casas hizo bajar rápidamente el número de defensores. En el fragor de la batalla, y como explica en este caso Benito Pérez Galdós en uno de sus «Episodios Nacionales», «Daoíz fue alcanzado por la espalda con una bayoneta y posteriormente acribillado a estocadas». El valiente capitán había defendido hasta su último aliento Monteleón, pero todo su valor no había conseguido detener a los franceses.

«Ochocientos franceses confluyeron en las puertas de Monteleón desde sus tres costados, barriendo a los últimos cincuenta defensores a bayonetazos y con un fuego devastador y a quemarropa», añade García.

Por su parte, Velarde cayó cuando acudía junto a varios fusileros a reforzar una de las entradas. Un oficial polaco le disparó a quemarropa en el corazón haciendo que su cuerpo cayera con violencia en el suelo. Todo había acabado.

«El cuerpo de Daoíz fue trasladado a su casa, y el de Velarde fue profanado por el enemigo hasta que horas más tarde fue recogido y trasladado primero al cuartel y posteriormente a la iglesia de San Martín, donde fue amortajado con un hábito de San Francisco; al día siguiente, fue enterrado en el lugar denominado El Jardinillo, dentro del templo, junto a Daoíz», determina en este caso Galdós. Ambos acabaron como empezaron, juntos.

TRES Preguntas a Fernando Martínez Laínez

1-¿Por qué tuvo tanta importancia el levantamiento de Daoíz y Velarde si, al fin y al cabo, fueron derrotados?
La insurrección popular del 2 de Mayo de 1808 en Madrid fue la chispa que provocó el gran incendio de la Guerra de la Independencia. A partir de ahí todo cambió, y cuando el suceso se conoció en el resto de España, prácticamente todas las regiones del país se levantaron en armas.
En la historia hay derrotas momentáneas que sirven de guía y son el germen de la victoria final. En este sentido, el Dos de Mayo es comparable al Alzamiento independentista irlandés de 1916 en Dublín, o al inicio de la Larga Marcha del ejército guerrillero de Mao Tsé Tung. Ambos hechos desencadenaron largas contiendas en las que los perdedores iniciales acabaron victoriosos, pese a la desproporción de fuerzas combatientes.

2-¿Cuánto daño causaron los españoles al ejército napoleónico acuartelado en Madrid?
No hay cifras concluyentes. Difieren mucho, según los autores. Una estimación razonable podría dar unas 1.000 bajas francesas, entre muertos, heridos y desaparecidos. Las de los patriotas fueron mucho mayores, sobre todo por la matanza sistemática que los franceses llevaron a cabo cuando cesó la resistencia.
3-¿Cómo definiría, en definitiva, la actuación de Daoíz y Velarde?
Honrosa y heroica. Una actuación coherente con su acendrado patriotismo, que colocaron por encima de las órdenes recibidas de unos ministros y generales sumisos a la aureola de la Francia imperial, colaboracionistas y reacios a enfrentar la realidad de que España había sido invadida y ocupada por un ejército extranjero.

Imprime esta entrada

Pasión de la Iglesia, pasión de España + Mentira histórica del Liberalismo + Guerra Civil (1340)



Cine y Debate en TV-InterEconomía
"Mentira histórica del Liberalismo"
Javier Paredes-Angel David Martin Rubio

Cine y Debate en TV-InterEconomía
"Posición Avanzada" (Guerra Civil)
Miguel Ayuso-Angel David Martín Rubio

Ángel David Martín Rubio 

Los católicos españoles nos disponemos a celebrar la Semana Santa de un año que ha transcurrido bajo el signo de las más graves agresiones laicistas ocurridas desde el ciclo de 1931-1939. Además, a lo largo de estos últimos meses ha continuado la obra descristianizadora promovida desde el Gobierno y seguimos viviendo bajo los efectos de una crisis económica agravada por la falta de serias reformas que eviten la reiteración de efectos similares en el futuro y por la definitiva demolición del Estado social de derecho que habíamos heredado.

1.- Las reiteradas blasfemias en público, las profanaciones y los ataques a la religión católica desde medios de comunicación y otras instancias, han ido acompañadas en los últimos meses de ataques violentos. Probablemente la más simbólica de todas ellas fue la bomba activada en la Basílica de Nuestra Señora del Pilar por un grupo terrorista. Agresiones como la sufrida por el cardenal Rouco Varela o los asistentes a diversos actos religiosos, profanaciones de imágenes y cementerios, insultos, pintadas… hasta el intento de quemar una iglesia en Sevilla, van formando parte de la crónica cotidiana sin que estos hechos hayan merecido apenas atención por parte del Gobierno. Es más, se tiende a repartir las responsabilidades por la violencia entre la extrema izquierda y… la extrema derecha. Sin explicarnos, eso sí, qué acciones justifican el paralelismo.

2.- La nefasta gestión del zapaterismo ha sido reemplazada por la falta absoluta de voluntad por parte del Partido Popular para rectificar la obra de los sucesivos gobiernos que se han sucedido desde 1978. Fue entones, con la Constitución de 1978 y sus consecuencias, cuando se implantó un modelo político carente de cualquier referencia moral objetiva y que, en la práctica ha degenerado en verdadero laicismo. La presencia de dirigentes peperos en las reivindicaciones abortistas o la nueva ley proyectada al respecto, y momentáneamente paralizada por intereses electorales, nos dispensan de mayores precisiones al respecto.

Los católicos españoles siguen optando masivamente por los llamados “partidos mayoritarios”, fieles a las consignas que desde instancias eclesiásticas oficiales se les han hecho llegar desde 1977 y a la demoledora táctica de apoyo al mal menor (que el pensamiento tradicional español ya en el siglo XIX definió, en realidad, como el mayor de los males). De esta manera, sedicentes católicos respaldan desde las urnas a sucesivos gobiernos que implantan y consolidan desde el poder el laicismo más agresivo. Porque en la progresiva deriva del sistema hacia la izquierda, lo que hoy se considera mal menor, era el mal mayor hace pocos años. Y lo que inicialmente se consideraba “mal menor” se acaba asumiendo como algo válido frente a algo aún peor. Valga como ejemplo la aludida legislación despenalizadora del aborto y las sucesivas posturas ante el mismo del Partido Popular.

3.- La crisis económica que padecemos ya desde hace demasiados años no es sino una más de las que se vienen sucediendo sistemáticamente desde el cambio de modelo socio-económico iniciado en la Transición. Desde entonces se están difuminando progresivamente las clases medias, el más firme puntal de una sociedad moderna, al ser imposible o tener un costo inaccesible para la mayoría el ahorro, el acceso a la vivienda, la gestión de las pequeñas empresas, la estabilidad en el puesto de trabajo, la formación de una familia en los primeros años de la madurez… Las elevadísimas cifras de paro vienen a consolidar un modelo en el que se cierran definitivamente las puertas a las generaciones más jóvenes.

Con razón se ha dicho que durante esta crisis, las familias han actuado como elemento de cohesión social. También se ha puesto de relieve la fortaleza del núcleo familiar en España, a diferencia de otros países de nuestro entorno, y a pesar de las desfavorables intervenciones legislativas de los sucesivos Gobiernos “democráticos” y del notable deterioro de los valores morales propios de la familia. Pero, al hacerlo, conviene recordar que dichas familias han pivotado, sobre todo, en torno a las generaciones de mayor edad, esos magníficos abuelos, que fueron los niños de nuestra posguerra, y que ahora revalidan esfuerzos y sacrificios para sacar adelante a sus nietos sin contar, en muchas ocasiones, con el respaldo de la generación intermedia, irreversiblemente afectada ya por la sistemática demolición de la familia emprendida desde los grupos de poder.

El panorama se completa con una Iglesia sometida a una verdadera auto-demolición de su identidad y en estado de cuestionamiento de sus fundamentos doctrinales más profundos. La jaleada revisión de la difícil situación provocada por las rupturas matrimoniales y las uniones irregulares se está utilizando no solamente para modificar prácticas disciplinares sino para cuestionar los principios teológicos y morales que las sustentan. Además, en el caso de España, la cómoda instalación de las instancias oficiales de la Iglesia, apenas deja espacio más que para la denuncia formal y verbal de algunos excesos.

Ante Caifás, Cristo proclama la verdad religiosa (“Te ordeno en el nombre del Dios viviente que nos digas si eres el Cristo, el Hijo de Dios. Tú lo has dicho, respondió Jesús”: Mt 26, 63-64) y ante Pilato sostuvo la verdad política (“Le preguntó entonces Pilato: ¿Así que tú eres rey? Jesús le contestó: Tú lo has dicho: soy rey”: Jn 18, 37). Las dos verdades le llevaran a la Cruz. “No tenemos más rey que al César” (Jn 19, 15). Las autoridades judías en la ceguera de su incredulidad acaban reconociendo al emperador romano un poder político exclusivo con tal de rechazar la realeza de Jesús y de acabar con Él. Al igual que ellos, la mayoría de los católicos han renunciado a la verdad religiosa y han perdido, así, también la verdad política.

Los católicos españoles (como ocurre en otros ámbitos de nuestro entorno socio-cultural) han acabado por aceptar los antivalores impuestos por la Revolución Francesa (y su antecedente norteamericano) que conllevan una consideración sumisa y acrítica respecto a la civilización moderna en la que se integran, generalmente, bajo el amparo de las formas del conservadurismo liberal. De esta manera se da la paradoja de que únicamente se escucha un cuestionamiento a las falacias del sistema democrático desde las voces (no menos falaces) de la extrema izquierda, cuando han sido autores católicos quienes han pronunciado alguna de las más brillantes requisitorias contra este sistema tan falso en sus presupuestos teóricos como a la hora de llevar a la práctica lo que ofrece. Al tiempo que se llama “derecha” a un liberalismo neocapitalista y al materialismo de la afirmación de lo económico como valor supremo, se arrastra a la juventud hacia una “izquierda” que saca las últimas consecuencias de aquellos principios y se lanza contra un cristianismo que desconoce pero que encuentra enfeudado en realidades que detesta.

En esta situación, vivimos tiempos para una espiritualidad de “Viernes Santo”, que se aferra a lo que tiene mientras que aún lo conserva (“itaque fratres state et tenete traditiones quas didicistis sive per sermonem sive per epistulam nostram” – “Así pues, hermanos, manteneos firmes y conservad las tradiciones que habéis aprendido de nosotros, de viva voz o por carta”, 2 Tes 2, 15). Pero nuestra esperanza no se funda en nostalgias ni en imaginadas restauraciones perpetuamente aplazadas, sino en una intervención metahistórica de la que tenemos certeza por la fe y que la caridad nos lleva a desear ardientemente.

La Iglesia sólo entrará en la gloria del Reino después de seguir a su Señor, en la muerte y en la Resurrección. El Reino no se realizará, por tanto, mediante un triunfo histórico de la Iglesia en forma de un proceso creciente, sino por una victoria de Dios sobre el último desencadenamiento del mal que hará descender desde el cielo a su Esposa. El triunfo de Dios sobre la rebelión del mal tomará la forma de Juicio Final después de la última sacudida cósmica de este mundo. Formidable descripción ésta que se encuentra en el Catecismo de la Iglesia Católica (cfr. 675-677) y a la que muchos ponen sordina porque está en trágica contradicción con el progresismo ingenuo y ramplón que aflora en otros lugares del mismo texto redactados tras la estela señalada por el último Concilio.

Nos recuerda San Luis María Grignion de Monfort que Jesucristo vino al mundo por medio de la Santísima Virgen y por medio de Ella debe también reinar en el mundo.

“La salvación del mundo comenzó por medio de María y por medio de Ella debe consumarse. María casi no se manifestó en la primera venida de Jesucristo […] Pero, en la segunda venida de Jesucristo, María tiene que ser conocida y puesta de manifiesto por el Espíritu Santo, a fin de que por Ella Jesucristo sea conocido, amado y servido. […] Porque María debe ser terrible al diablo y a sus secuaces como un ejército en orden de batalla sobre todo en estos últimos tiempos porque el diablo sabiendo que le queda poco tiempo, y menos que nunca, para perder a las gentes, redoblará cada día sus esfuerzos y ataques. De hecho, suscitará en breve crueles persecuciones y tenderá terribles emboscadas a los fieles servidores y verdaderos hijos de María, a quienes le cuesta vencer mucho más que a los demás” (TVD I, 3).

A la Virgen, desde esta tierra mariana por excelencia, imploramos para que acorte el tiempo de la prueba, el tiempo de la pasión de la Iglesia y de la pasión de España.

¡Venga a nosotros tu Reino!
¡Venga en nuestros días!
¡Venga por María!

Imprime esta entrada

El mejor Cine Histórico de España: Raza + Franco, ese Hombre + Los últimos de Filipinas + Sin Novedad en el Alcázar + Embajadores en el Infierno + El Santuario No se Rinde + Locura de Amor + Encontrarás Dragones + Agustina de Aragón + Reina Santa (1004)


Ana Mariscal
Blog Clavijo: Posts de Cine
***********
Defensores de la Fe (R.Palmer 1938)
***********
Alatriste (2006)
**********
La Vida Nueva de Pedrito de Andía
Libro: Rafael Sánchez Mazas
Dirección y Guión: Rafael Gil 1965
Joselito

**********
Raza
(Cruzada Almogávar 1936-1939)
Libro: Francisco Franco
Jose Luis Sáenz de Heredia-1942
Ana Mariscal-Alfredo Mayo
José Nieto-Blanca de Silos


*****
FRANCO, ese Hombre
(XXV años de Paz)
José Luis Sáenz de Heredia-1964
(Documental de 97 minutos)

*****
Sin Novedad en el Alcázar
(Epopeya Histórica del Coronel Moscardó 
en el asedio del Alcázar de Toledo en 1936)
Augusto Genina-1940
Rafael Calvo-María Denís
Carlos Muñoz-Mireille Balín
Asesor militar: F. Fernández de Córdoba

*****
A mí la Legión
Juan de Orduña-1942 (trailer)
Alfredo Mayo-Luis Peña
Manuel Luna-Pilar Soler

*****
Los Últimos de Filipinas 
(1898: Asedio de un año, en la Iglesia de Baler-Luzón, 
al Capitán Enrique de las Moreras y 50 héroes españoles,
por los insurrectos pagados por USA) 
Antonio F. Román-1945
Armando Rey-José Nieto
Guillermo Marín-Fernando Rey
Nani Fernández
Manolo Morán-Tony Leblanc
Habanera: "Yo te diré"

*****
Embajadores en el Infierno
(Capitán Palacios: Héroe de la División Azul en Rusia)
Libro: Torcuato Luca de Tena
José María Forqué -1956
Antonio Vilar-Rubén Rojo-Luis Peña
Mario Berriatúa-Manuel Dicenta


*****
El Santuario no se Rinde
(El aviador vasco capitan Haya 
auxilia al Capitán Cortés de la Guardia Civil, 
sitiado 9 meses en el Santuario de N.S. de la Cabeza en 1936)
Arturo Ruiz Castillo-1949
Alfredo Mayo-Carlos Muñoz

*****
La Patrulla
Pedro Lazaga-1954
Guión: José María Sánchez Silva 
y Rafael García Serrano
Tomás Blanco-Julio Peña
Conrado Sanmartín-Marisa de Leza
José María Rodero-Elvira Quintillá
Adriano Domínguez

*****
La Fiel Infantería
Pedro Lazaga-1960 (trailer)
Ismael Merlo-Laura Valenzuela
Arturo Fernández-Jesús Puente
Analia Gadé-Tony Leblanc

*****
Locura de Amor
(Juana I, reina de España )
Guión: José María Pemán
Juan de Orduña-1948
Aurora Bautista-Fernando Rey
Jorge Mistral-Sara Montiel



*****
Agustina de Aragón
(Sitios de Zaragoza por Napoleón 1808/9)
Juan de Orduña-1950
Aurora Bautista-Fernando Rey
Virgilio Teixeira-Eduardo Fajardo


*****
Reina Santa
(Isabel de Aragón, reina de Portugal)
Rafael Gil (1947)
Maruchi Fresno, Antonio Vilar, María Martín, 
Julio Peña, Luis Peña, Fernando Rey, José Nieto, 
Virgilio Teixeira, Juan Espantaleón, 
Fernando Fernández de Córdoba, María Asquerino

gloria.tv/?media=205889

Guión original del director Rafael Gil. Nos presenta Portugal, cuando estaba atrapado en las guerras de Alfonso III y su hijo Dionisio, que acaba contrayendo matrimonio con Isabel, la hija del rey Pedro III de Aragón, conformando así la alianza entre Portugal y Aragón. Sin embargo, las intrigas palaciegas hará que la reina se obstine en dar un hijo a su marido mientras éste cree que ella le está siendo infiel. Película que incide en la santidad de la reina Isabel y que fue declarada de "Interés Nacional". El Sindicato Nacional del Espectáculo le concedió su tercer premio; y el Círculo de Escritores Cinematográficos consideró a Rafael Gil el mejor director del año. Es una producción histórica de Suevia Films, en una época especialmente pródiga en este tipo de cine gracias a los títulos de su rival CIFESA como Locura de amor (1948) de Juan de Orduña.

Más peliculas familiares en Gloria-TV: Celaya 

martes, 29 de abril de 2014

Gran Logia de España, Santander, Caixa, Repsol, Telefónica,...contra la Abdicación promovida por Bilderberg, la Reina, Pilar Urbano, Planeta,...(1339)


Sofía, a su llegada a una reunión de Bilderberg

La Gaceta-José J. Esparza (24/4/2014):  Operación Urbano-2. Ha sido salir el libro de la Urbano y llamar el Santander y la Caixa a Planeta para decir que quieren el dinero que les debe. Como me lo han contado, lo cuento. Una vez más:

“Te lo dije. Te dije que detrás del libro de Pilar Urbano y la puesta en solfa del Rey estaba el asunto de la sucesión. O más bien, las apuestas de los grandes del país en torno a quién debe llevar la Corona en un momento en el que todo esto se está yendo al garete. Los hay que dicen que Juan Carlos debe seguir para frenar la erosión del sistema; los hay que, al contrario, piensan que la única forma de salvar al sistema es que Juan Carlos deje paso a Felipe. Ya, ya sé lo que tú piensas, pero lo que pensemos tú y yo importa un bledo. Lo que importa es qué piensan los verdaderos amos del país, o sea, el Santander, la Caixa, Repsol, Telefónica… y Planeta, es decir, Lara.

"A la gente le cuesta entenderlo porque muchos españoles siguen pensando que vivimos en una democracia constitucional bajo forma de monarquía parlamentaria donde el pueblo decide quién gobierna, los partidos ejecutan y el rey acata. Pero la verdad es que desde hace muchos, muchísimos años, vivimos más bien bajo una oligarquía donde los partidos y la propia corona no son sino unos agentes más entre otros, y los que más pesan son los que tienen el dinero, o sea, esos que te he enumerado y algunos más. Y te decía yo aquel día, ¿recuerdas?, que Lara, al editar el libro de la Urbano, se había puesto del lado de la Reina, del Príncipe y de quienes quieren un relevo en la Corona cuanto antes. 

Y que con eso se iba a enfrentar a otros poderosos que están en la tesis contraria. Bueno, pues te cuento ahora algo más:

"Resulta que Planeta está en apuros económicos porque tiene un par de líneas de financiación extra a las que no puede hacer frente, y que ascienden a 1.500 millones de euros. No es grave para esta gente: el pasado mes de diciembre, quince bancos, y de manera muy especial el Santander y la Caixa, se las arreglaban para alargar el plazo de amortización. 

¿No le ha apañado el Gobierno un “indulto” a “El país” por valor de 3.500 millones, nada menos? Pues esto es un poco lo mismo. Pero, mira tú por dónde, ha sido salir el libro de la Urbano y volverse las cañas lanzas. Y esta misma semana el Santander y la Caixa llamaban a Planeta para decir que se acabó lo que se daba, que quieren el dinero ya, y animando al grupo a poner en venta todos los activos que pueda. Cosa, por cierto, que no es fácil, porque ahora mismo Planeta –o sea, Antena 3, Onda Cero, la editorial y todo ese conglomerado- está dividida a su vez entre los hijos de Lara, que no actúan al unísono. 

De momento, Planeta ha movido ficha anunciando –ayer mismo- que los beneficios de Atresmedia, es decir, Antena 3 y empresas satélite, se han multiplicado por tres en el inicio del año: 3,3 millones de euros de enero a marzo, han dicho. Como para calmar los ánimos de los acreedores. Pero ya ves: te digo que aquí hay mucho juego por debajo de la mesa, que la mayoría de la gente no se entera de la misa la media y que esto no ha hecho más que empezar.

"Por cierto, te añado también una de esas cosas que les gustan a tus lectores: la Gran Logia de España, o sea, la Masonería fetén, abría su última gran asamblea expresando su inquebrantable adhesión al Rey de España. ¡Para qué veas…!”

*Ni añado ni resto. Como me lo han contado, lo cuento.

************
Sofía y el Club Bilderberg 
presionan al Rey para que abdique

Alerta Digital-Emilio Pizocaro.- A pesar del desmentido de la casa real el actual rey Borbón tiene las horas contadas. La gran maniobra para salvar a la Monarquía, descabalgando a Juan Carlos de la Jefatura de Estado, está en pleno desarrollo. ¿Cuándo se producirá? Es solo cuestión de tiempo y oportunidad.

La abdicación, que hasta hace poco era un secreto de palacio, ha empezado a ventilarse en público porque la crisis política de España no puede esperar. Y más grave; los poderes fácticos, incluida la embajada norteamericana, siguen dando señales de nerviosismo por el desgaste de la clase dirigente hispana, incluida la corona. Y como en política la fuerza que tiene la iniciativa, generalmente gana la partida, los conspiradores han resuelto saltar al ruedo preparando a la opinión pública para la “real abdicación”.

Más allá de desmentidos oficiales la trama tiene su origen en los propios pasillos del palacio de la Zarzuela. El conocido periodista José Antonio Zarzalejos, otrora director del diario monárquico ABC, se encargó de colocar las primeras banderillas desde su periódico digital El Confidencial sentenciando en primera página “El rey baraja ya la Abdicación”.

Las sorpresas no terminan aquí. Aunque para algunos parece increíble “la mano que mueve la cuna” de esta conspiración palaciega es nada menos que la reina Sofía.

Para entender esta afirmación es conveniente leer una entrevista a Pilar Urbano, del 30 de enero recién pasado. La periodista, una especie de portavoz oficiosa de la reina, explica; “El reto del príncipe será hacer frente a la demanda de redefinir el Estado, a cómo se distribuye territorialmente España. Esto ya fue apuntado por el Rey en su última entrevista. El rey trajo la democracia a España. A lo mejor Felipe tiene que traer la monarquía federal y hacer que la Casa Real sea más transparente. Porque el rey no puede ser un misterio divino. Tenemos que saber donde está”.

A Pilar Urbano hay que tomarla en serio, miembro numerario del Opus Dei, es amiga de la reina y ha escrito un libro sobre ella. En la mencionada entrevista desliza perlas como esta; “Las monarquías tranquilizan a los poderosos porque dan estabilidad. Todas estas cosas se discuten en el Bilderberg. Un rey en una España en crisis da más garantía de estabilidad que una república, donde puede venir otra persona distinta”.

No es extraño que Pilar Urbano traiga a colación al club Bilderberg. La Reina Sofía es miembro permanente del mencionado club, que reúne anualmente a las élites del mundo financiero, industrial, político y de la prensa.

Para entender la importancia de esta referencia habrá que recordar que, según documentos desclasificados de la CIA, el club Bilderberg fue, en su época, el lobby más activo que presionó a Franco para que nombrase al entonces príncipe Juan Carlos como sucesor al frente de la Jefatura del Estado, reinstalando la monarquía en España.

Hoy quieren repetir la historia. ¡Lo dice Pilar Urbano! el rey trajo la democracia y el Príncipe nos traería una monarquía federal y con ello la solución a la crisis territorial de España.

Como se puede apreciar se trata de un programa político en toda regla y de carácter estratégico. Al parecer el estado mayor de los poderes internacionales estarían dando por amortizado al rey y a los políticos de la transición. Habría llegado la hora de una segunda transición tutelada y digitada desde el poder constituido. Esta maniobra de alta política estaría destinada a desplazar del poder simbólico a políticos corruptos que ya son un estorbo a los poderes fácticos.

Estaría llegando el momento de poner fin al espectáculo que ofrecen diariamente los políticos profesionales. Habría que terminar con el “culebrón” de airear públicamente aquellas impudicias e inmoralidades que están colocando en peligro los fundamentos del régimen. Las sucesivas campañas del diario “El mundo” responden a estos intereses.

Con estos antecedentes es más fácil comprender las declaraciones de Pere Navarro i Morera, primer secretario del Partido Socialista Catalán, quien ni corto ni perezoso solicitó la abdicación del rey, avistó el próximo reinado de Felipe y el advenimiento de una monarquía federal. Esta es, la madre del cordero, de la manifiesta indignación de figuras de la vieja guardia como Alfonso Guerra. También explicaría la correosa actitud de Carme Chacón y el silencio de Felipe González. Lo claro es que la crisis está instalada en las filas del PSOE y su magnitud es todavía desconocida.

Si los hechos confirman la apuesta política de este extraño trío de emisarios compuesto por Zarzalejos-Urbano-Navarro estamos hablando de palabras mayores.

Lo que está pasando es simple; el alto mando de los poderes fácticos, es decir las altas finanzas, han lanzando un globo sonda para observar cómo se mueven los actores detrás del escenario mediático. El resultado de esta indagación definirá el momento de jugarse el recambio de las élites políticas para salvar sus intereses en una España atenazada por una crisis sin fin. En el fondo se trata de una audaz maniobra en el tablero de ajedrez de la política que impediría nuevamente la instauración de una verdadera democracia exigida por los movimientos sociales y una creciente mayoría de la población.

La abdicación del rey Juan Carlos, con el plan que conlleva, puede que no se produzca tal como lo señala el trío de emisarios o tenga importantes modificaciones en su camino regenerador de la monarquía Sin embargo más allá de especulaciones periodísticas, el solo enunciado de los trascendidos deja al descubierto las maniobras de la clase dirigente; su pragmatismo y su elaborado pensamiento estratégico.

Imprime esta entrada

Francisco de Miranda: masón, primer criollo universal, militar, librepensador y gran traidor a España (1314)




Como  capitán del ejército español, Francisco de Miranda fue destinado al Regimiento de infantería de la Princesa, al mando de Juan Manuel de Cajigal, iniciando así su carrera militar. Desde 1773 hasta 1780, Miranda estuvo en las plazas de Madrid, Granada, Melilla y Cádiz de forma intermitente y tuvo una vida social intensa en la que aparecen sus dos primeras amantes. Tuvo problemas disciplinarios dentro del Ejército real y su personalidad evolucionó a medida que se cultivaba intelectualmente con libros de la Ilustración francesa.

Sin embargo, es en esta época cuando tuvo lugar su primera hazaña militar:  la Defensa de Melilla, entre 7 de diciembre de 1774 y el 16 de marzo de 1775, cuando las fuerzas españolas lograron rechazar a las del sultán Sidi Muhammed ben Abdallah de Marruecos. En julio de 1775, Miranda fue enviado con las tropas españolas destinadas a atacar Argel en una acción militar que fracasó y de la que logró escapar  a pesar de estar herido en las piernas y de que su mosquete había sido destrozado por una bala enemiga. Destinado a Cadiz, O'Reilly le impuso un arresto. pero apeló al Rey  y volvió a Cadiz como ayudante de Cajigal.

Miranda, fue el autor intelectual de la fundación de la logia "Lautaro" (caudillo araucano vencido por Valdivia en 1554) de Cádiz en 1880. En Londres residíó cuando huyó  porque su cabeza fue puesta a precio por la Corona de España. La logia "Lautaro" fue clave para el proceso de independencia suramericana; en ella se iniciaron como masones, sus líderes más destacados: Bolívar y San Martín.

Un grupo de oficiales, entre ellos Bolívar, descontentos con la capitulación de Miranda a la que consideraban una traición a la causa de la independencia lo apresaron y lo entregaron a las autoridades españolas. A cambio de este servicio, el español Francisco Antonio de Yturbe y Hériz accedería a darle a Bolívar el salvoconducto solicitado para exiliarse.

Conocido como "el primer criollo universal", Francisco de Miranda recorrió un periplo revolucionario de América a Europa que le llevaría a participar directamente en los acontecimientos políticos universales de la época, para finalmente convertirse en precursor del sueño de Hispanoamerica libre. Napoleon Bonaparte dijo una vez de él: "este Quijote no está loco, tiene fuego sagrado en el alma" y Simon Bolivar lo calificó como el más ilustre colombiano. El único nombre hispanoamericano grabado en el Arco del Triunfo de París, es el de Francisco de Miranda, como reconocimiento de Francia a los valiosos servicios que prestó como militar a la causa de la revolución; gran honor masónico a costa de gran traición a España.

Varios historiadores masónicos norteamericanos y franceses, aportan valiosa información sobre la actividad masónica del caraqueño Francisco de Miranda, de quien aseguran que se inició en 1783, en una logia de Filadelfia, muy frecuentada por el famoso general francés Lafayette. Por las contingencias derivadas de la guerra, al parecer se perdieron los archivos de la Logia donde Miranda recibió la luz masónica. Lo que se sabe es que Lafayette fue su padrino de iniciación. Existen muchas referencias sobre la asistencia de Miranda a logias de Nueva York y de sus tertulias con George Washington en locales masónicos. Recibió el grado de compañero masón en Londres en 1785 y el grado de maestro en París en 1797. 

Miranda fundó en Londres la logia "Gran Reunión Americana" a fines de 1798, que se salía de la norma para dar preponderancia a los ideales de la causa revolucionaria contra España. La logia "Gran Reunión Americana", tenía mucho de masónico y algo de profano. Miranda otorgaba grados de Maestros a los que destacaban por sus dotes intelectuales y por su amor a la libertad y la causa de la independencia americana. Les tomaba un juramento especial, que siempre terminaba con "el repudio a todos los tiranos y las tiranías".

A Miranda le siguen saliendo detractores hasta después de su muerte. Parece que no le perdonan el hecho de que fue hijo de un canario humilde y que nunca se emparentó con la nobleza, a pesar de su cultura y de sus méritos militares ganados en campos de batalla.

(De fuentes masónicas revisadas)

lunes, 28 de abril de 2014

China pasó de un millón de cristianos en 1949 a 58 millones en 2010, y actualmente se calcula que son unos 67 millones. En 2030 los seguidores de Jesús en el gigante asiático podrían sumar 247 millones, lo que colocaría a China a la cabeza de los países cristianos (1334)



Pese a la Férrea POLÍTICA COMUNISTA

Las búsquedas sobre Jesús en internet no dejan de aumentar y superan a las referidas al comunismo. La dictadura censura sus actividades cuanto puede y trata de someter a la Iglesia Católica. Oficialmente, las autoridades chinas sólo admiten que en el país viven unos 25 millones de cristianos. Sin embargo, la cifra real es mucho más alta: la comunidad cristiana de China pasó de un millón en 1949 a 58 millones en 2010, y actualmente se calcula que son unos 67 millones.

HO/InfoCatólica (23/4/2014): De hecho, cada domingo más gente acude a las iglesias en China que en toda Europa. Para 2030 el gigante asiático puede albergar el mayor número de cristianos en el mundo, por encima de EE.UU. -al que superaría en 2025, según los analistas-, Brasil, México y Rusia, revela el diario Novie Izvestia.

«Mis cálculos indican que pronto China se convertirá en el país cristiano más grande del mundo», señala el sociólogo estadounidense Fenggang Yang, profesor de Sociología en la Universidad de Purdue en EE.UU. y autor del libro ‘Religion in China: Survival and Revival under Communist Rule’ (Religión en China: Supervivencia y Renacimiento bajo el Comunismo). «Esto será una realidad dentro de menos de una generación», señala Yang, que cree que en 2025 el número de cristianos alcanzará los 160 millones, lo que colocaría a China por delante de EE.UU., cuyos 159 millones de protestantes están disminuyendo. En 2030 los seguidores de Jesús en el gigante asiático podrían sumar 247 millones, lo que colocaría a China a la cabeza de los países cristianos, calcula Yang. Los nuevos fieles son, en su mayoría, jóvenes residentes en grandes ciudades.

A pesar de la persecución religiosa

Este crecimiento, que China experimenta desde la muerte de Mao Zedong, que buscaba eliminar la religión, impresiona no solo por su alcance, sino también por las dificultadesque afrontan en China quienes desean profesar el cristianismo.

El interés por la religión amenaza la estabilidad del régimen comunista, subraya el diario Novie Izvestia. Las autoridades del país asiático miran con recelo a los cristianos y censuran sus actividades donde es posible. Según un estudio de la popular red social china Weibo, del que se hace eco Tom Philips en el London Sunday Telegraph ‘Jesucristo’ es una de las palabras más buscadas en internet, por encima, por ejemplo, de ‘Xi Jinping’ (el actual presidente chino) o de ‘Partido Comunista’. Otro indicio de la creciente actividad de los cristianos chinos es la celebración del Domingo de Pascua en el gigante asiático, en la que participan cientos de miles de personas.

La Iglesia Católica, en el punto de mira

La dictadura comunista intenta someter y controlar a los católicos mediante la iglesia oficial, permitida por el Gobierno a condición de someterse y promocionar una fe en sintonía con el comunismo. de hecho, ordena a la Asociación Patriótica que ordene a los nuevos obispos, sin la autorización del Vaticano. Asimismo, cuando la Santa Sede procede a ordenar a un nuevo obispo, trata de interferir al máximo.

Símbolo de esta persecución religiosa es Monseñor Thaddeus Ma Daqin, obispo auxiliar de la diócesis de Shanghai que sigue en prisión incomunicada, y hasta sometido a ‘clases de reeducación’, desde el 8 de julio de 2012. Por su libertad claman miles de ciudadanos de todo el mundo, también desde España, a través de una alerta de Enraizados. Aún consciente de lo que le podía suponer, Mons. Ma Daqin se mantuvo firme el día de su ordenación, el 7 de julio de 2012: no permitió que el obispo de la Asociación Patriótica enviado por el Gobierno a su ceremonia le impusiera las manos y con sus palabras dejó bien clara su fidelidad al Papa, renunciando a todo cargo en la Asociación Patriótica. Este gesto, largamente aplaudido por los 1.200 fieles presentes en la ceremonia, tuvo una inmediata respuesta represiva por parte del Gobierno chino, que le apresó al día siguiente.

El gobierno chino bloqueaba en intenet, en octubre de 2013, el primer documento pastoral de Monseñor Ma Daqin desde su encierro, un breve comentario a la Encíclica Lumen Fidei. El pasado 22 de marzo se celebró el funeral de monseñor José Fan Zhongliang, obispo emérito de Shanghai, fallecido a los 97 años. Entre los católicos circulaba el deseo de que se permitiera al Mons. Ma Daqin oficiar el funeral, pero las autoridades comunistas se negaron.

Enraizados y el Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia promueven unManifiesto de denuncia (suscrito por destacadas personalidades políticas y sociales, catedráticos, periodistas y presidentes de asociaciones civiles). En su campaña solicitan al Gobierno español y a nuestros representantes diplomáticos que actúen por la liberación de monseñor Ma Daqin. La actuación se completa con intervenciones ante la ONU,conscientes de que la libertad del obispo supondrá un gran paso por la liberta religiosa en China.

Imprime esta entrada

Vota VALORES. No Votes por los PARTIDOS del SISTEMA que nos Destruye. Vota a "IMPULSO SOCIAL" (1341)



El fiscal del Tribunal de Cuentas acaba de abrir procedimiento sancionador, a 13 de los principales partidos españoles por ingresos irregulares por valor de 11,4 millones de euros, solo durante los ejercicios 2009, 2010 y 2011. En el mismo informe se señala la existencia de otras cantidades irregulares que incrementarían enormemente esta cifra, pero que se consideran “prescritas”, por estar localizadas en años anteriores; concretamente, durante los años 2007 y 2008.

Entre los partidos políticos señalados están prácticamente TODOS los partidos constitucionalistas con representación parlamentaria:

Partido Popular, Partido socialista, Unión Progreso Y Democracia, Izquierda Unida, Convergencia i Unió, Coalición Canaria, constitucionalistas… y hasta 24 de sus “fundaciones” (entramados para fomentar sus ideologías, el culto su 'democracia' y que por supuesto, resultan unas herramientas a través de las cuales los partidos parlamentarios pueden conceder favores, colocar amiguetes, amigotes y engordar aun más, un sistema Político que de tan obeso a pasado a mórbido, para desgracia de nuestra sociedad y de nuestras famélicas familias, a las cuales aplasta moral, económica y hasta físicamente, al degradarlas igualándolas a las relaciones sodomitas.

En España, se supone que las personas imputadas por corrupción, no pueden presentarse a las elecciones... ¿Por qué, en esa misma línea, no se impide presentarse electoralmente a los partidos políticos corruptos, y de esa forma se fuerza una regeneración política en nuestra Patria? ¿Por qué no deja de financiarse a los partidos con casos notorios de corrupción?

Pero lo cierto es que el sistema político español, se cuida mucho de no depurar las responsabilidades de sus políticos y de los partidos del Sistema. Estamos cansados de ver cómo los bancos ejecutan hipotecas miserables a las familias, sin importarles la pobreza a la que se condena a sus hijos, ni el sufrimiento de sus padres, mientras que a nuestra opulenta casta política (que incluye indirectamente a sus financiadores, es decir, a los banqueros), se escapa siempre “de rositas”, de escándalos descomunales, donde desaparecen millones y millones de euros que pertenecen precisamente a esa sociedad esquilmada y con la que no se tiene piedad.

Esos mismos partidos con representación parlamentaria; PSOE, PP, CiU, UPyD, IU…, acaban de repartirse subvenciones por valor de 52.704.140 €, sin importarles que España tenga la segunda tasa de pobreza infantil más alta de toda Europa (sí señores, sí, ha esto hemos llegado), ni que España sea uno de los países con más déficit de toda la eurozona (7,1% del PIB).

¿Y qué hablar de las entidades que se mueven en el entorno corrupto del Sistema? ¿Qué decir de los sindicatos y de su enriquecimiento a costa de los parados? ¿O de una Justicia que hace décadas, era una de las mejores y más seguras del mundo, que al meter la mano en ella los políticos han convertido en un lupanar de intereses partidistas?

Pero con nuestro silencio, cada uno de nosotros es culpable y se hace cómplice de este Sistema corrupto y corruptor, que con bellas palabras lleva a la sociedad a la desesperación y a la depravación moral y económica. Cada uno de nosotros se hace culpable cuando se deja vencer por el discurso políticamente correcto y decide votar por partidos que nadan en la corrupción y en la inmoralidad, por no decir en la sangre de los inocentes. Sangre que ha de caer (ya está cayendo), sobre nosotros y sobre nuestros hijos. 

Y sí, este análisis lo hacemos muchos, pero sin ofrecer una solución, es siempre un discurso hipócrita y continuista, de palabras huecas. Así pues ¿Cuál es la solución?

La solución es la contra-revolución en los principios sociales y en nuestra dignidad y forma de vida privadas. En la política, romper con los partidos del Sistema, unirnos en torno a los principios sólidos de la moral cristiana (que son los que forjaron España) y defender con rotundidad y fuera de toda duda, el Orden Natural de las cosas que Benedicto XVI concretase en los Cuatro Principios No Negociables. En España, eso se reduce a votar en las próximas elecciones por únicamente dos partidos:

Impulso Social: Una opción que parte de posiciones netamente cristianas y clara defensora del Orden Natural, integradora, abierta y en nada extremista, salvo si por extremistas se entiende a quienes dejan claro que van a defender a la familia con uñas y dientes, a terminar con TODO aborto, a rebajar los sueldos de los políticos y a disminuir el número de los mismos, a decir a todos que Europa es de los ciudadanos y no del capital, a darlo todo por impedir que los estados manipulen a nuestros hijos a través de adoctrinamientos políticos y por supuesto, a defender el bien común de los más débiles, frente a los poderes del Sistema.

Y no nos vamos a olvidar de SAIn, que defiende más o menos lo mismo, aunque desde una óptica que ellos llaman “de izquierdas”, pero que en Cruz de San Andrés consideramos tan digna como la de Impulso Social y a los que solo recriminamos que no se sumasen junto a "Impulso Social":

Alternativa Española (AES)
Partido Familia y Vida (PFyV)
y Comunión Tradicionalista Carlista (CTC)

cuando se les invitó a ello. Gente magnífica y valiente, en todo caso. Gente con la que me gusta estar.
En Cristo Rey
Efrén de Pablos
Presidente de la Asociación Cruz de San Andrés