Píldoras Anti-Masonería

El blog CLAVIJO defiende los valores

de la Iglesia Católica y de España

amenazados por el proyecto masónico-luciferino

"Nuevo Orden Mundial"


e-mail: ClavijoEspana@gmail.com



lunes, 23 de octubre de 2017

CATALUÑA: Companys (ERC) proclamó el Estado Catalán el 6 de octubre de 1934. El general Batet, a las10 horas, detuvo en la Generalidad a los encerrados que no huyeron por las cloacas. Los máximos responsables fueron juzgados y condenados a muerte, conmutada por 30 años de prisión (2712)

Companys, Tarradellas, Xirau y otros representantes de ERC
Aquel octubre en que se proclamó 
el Estado Catalán y duró 10 horas
Jesús Nieto Jurado
El Español (9/7/2017)
Un 6 de octubre de 1934 los termómetros marcaban 24 grados, pero la calle ardía. El presidente de la Generalitat, Lluis Companys, anunció desde el balcón que asumía todas las facultades del poder en Cataluña
Y acabó en la cárcel.
Es sábado 6 de octubre de 1934. Domina el buen tiempo en Barcelona. Marcan 24 grados los termómetros. Por 1.230 pesetas, las agencias de viajes organizan un viaje a la Rusia que conmemora los 17 años de la Revolución bolchevique. Desde la proclamación, ayer viernes 5, de la Huelga Revolucionaria de los socialistas en todo el territorio nacional, en la capital barcelonesa hay una calma tensa. A la Huelga Revolucionaria contraria al gobierno de Lerroux con la CEDA se ha sumado la "Alianza Obrera de Cataluña", más todo ese clima reivindicativo que vive la región catalana a resultas de la "Llei de Contractes de Conreu", aprobada por la Generalitat y tumbada por la República.
A pesar de que la CNT, referente en el arte de tomar las calles, no forma parte de estas algaradas revolucionarias, durante toda la jornada de ayer ha habido una actividad especial en la plaza de Sant Jaume. El alcalde de Barcelona, Carles Pi i Sunyer, ha recorrido incansablemente los adoquines que separan los escasos 75 metros que hay entre el Palacio de la Generalitat y el edificio del Ayuntamiento.
La Huelga Revolucionaria, la situación en Asturias, aumentan el desasosiego en la capital. Gaziel, director de La Vanguardia, ha pedido que "la Generalitat abandone para siempre el vicio de ser guerrera" y que "con inteligencia" los catalanes sean "los amos, los regeneradores de España". Y ayer mismo en la zona de Tallers y del Carmen se han estacionado algunos guardias de asalto con objeto de disuadir y disolver "los grupos de comentaristas" apostados en Las Ramblas y en otras zonas urbanas susceptibles de concentración y algaradas.
Ha habido escaramuzas que tampoco merecen más reseña que un mensaje radiofónico emitido por el alcalde solicitando que no se pongan trabas al abastecimiento de "la capital" y "el ejercicio de los servicios públicos más esenciales". El regidor barcelonés Pi i Sunyer, en una de esas tantas visitas a la Generalitat, ha reiterado a Companys su más absoluta adhesión. También este viernes, el president Companys ha lanzado por la radio otra parrafada en la que afirma comprender "los impacientes anhelos", para lo que pide recabar "la confianza del pueblo nacionalista y republicano de Cataluña".
Añade que "es necesario abstenerse de violencias que el Gobierno se vería en el doloroso deber de reprimir". Ante la insistencia de los periodistas, que daban por hecho la proclamación inmediata de una confirmación pública que proclamase el Estado Catalán en vista de las reuniones que ha venido manteniendo con sus consejeros, Companys ha comentado misterioso: "No sé a que documentos se refiere usted. Pero, desde luego, he redactado bastantes en mi vida".
Orden de Companys a Batet 
"Bando de guerra del general Batet"
Pero hoy, día 6, desde primera hora, el palacio de la Generalitat es un hervidero de rumores. Ya se conoce el bando de guerra emitido por el general Batet a todas las comandancias militares de Cataluña. En los grupos de informadores que brujulean por la Plaza de Sant Jaume, incluso por las zonas más concurridas del Palacio de la Generalitat, se da como hecho consumado que en breve se va a proclamar la República catalana.
Hay quien dice, en estos mismos corrillos, que desde la Generalitat se ha parlamentado con Azaña o con Maura y que la República catalana se integrará una suerte de federación ibérica. A las 11.30 vemos llegar al señor Dencàs, consejero de Gobernación que unas horas más tarde va acabar huyendo por el sistema de alcantarillado. Su rictus es un verdadero poema y no contesta a ninguna pregunta de la prensa, deseosa de entender al menos las claves más básicas de lo que está sucediendo. Mantiene una reunión tensa con Companys, y al término de esta, con evidentes gestos de mal humor, el president Companys abandona el edificio de la Generalitat en un coche oficial en el que ya no ondea la enseña tricolor de la República española.
A las cinco de la tarde van llegando al palacio de la Generalitat los consejeros y los miembros de las distintas comisiones. No permiten que la prensa vaya más allá de una zona acotada en la galería gótica. Hora y media después, los consejeros retornan a sus despachos respectivos: en esa reunión ya se ha tomado el acuerdo de "proclamar el Estado catalán y ofrecer refugio al Gobierno provisional de la República federal española en el territorio catalán, hasta que las circunstancias le permitan instalarse en la capitalidad del Estado". En torno a las siete menos quince minutos, Companys da orden a los Mossos de Esquadra para que se desalojen a los informadores del Palacio de la Generalitat.
El general Domènec Batet, militar tarraconense católico, con una cierta sensibilidad catalanista y absuelto de haber participado en la 'sanjuanada' contra la dictadura de Primo de Rivera, acude al bello edificio gótico de la "Casa dels Canonges", contiguo al palacio de la Generalitat, y residencia oficial del President al que se accede por un bello puente con ventanales que salva el exterior del Barrio Gótico. Companys y Batet apenas parlamentan unos minutos en los cuales el general le hace saber al President que tiene órdenes gubernativas de proceder, en caso de sedición o alzamiento, con todo el peso del fuero militar, así como que ha dispuesto efectivos de artillería pesada en la zona de Montjuich.
"Viva el estado catalán"
La Cataluña, la Barcelona que desconoce estos encuentros entre bambalinas no es suficientemente consciente de la gravedad de la situación; los periodistas sacan punta a los relatos que pueden establecer entre los bandos que se han transmitido por vía telefónica y los rumores con mayor credibilidad.
Son las 19.30 del sábado cuando Josep Dencàs, consejero de Gobernación con ciertas querencias filofascistas, retorna a la Generalitat escoltado por directivos de de «Estat Cátala» y de Alianza Obrera, pidiendo la proclamación inmediata del Estado catalán federal, enardecido por una frenética energía. Pocos minutos después, ante una plaza abarrotada de gentes excitadas, algunas portando armas, Dencàs no cesa en gritos a favor de la República catalana.
A un gesto de Companys pidiendo la palabra, cesa el ardor mitinero de Dencàs, el president toma un segundo, mira al cielo, y da lectura al manifiesto que instantes antes le ha facilitado un miembro del séquito del Consejero de Gobernación. El reloj marca las 20 horas y 11 minutos: 
"Catalanes: Las fuerzas monarquizantes y fascistas que de un tiempo a esta parte pretenden traicionar la República, han logrado su objetivo y han asaltado el Poder.
Los partidos y los hombres que han hecho públicas manifestaciones contra las menguadas libertades de nuestra tierra, los núcleos políticos que predican constantemente el odio y la guerra a Cataluña, constituyen hoy, el soporte de las actuales instituciones.
Los hechos que se han producido, dan a todos los ciudadanos la clara sensación de que la República en sus fundamentales postulados democráticos, se encuentra en gravísimo peligro. Todas las fuerzas auténticamente republicanas de España y los sectores sociales avanzados, sin distinción ni excepción, se han levantado en armas contra la audaz tentativa fascista.
La Cataluña liberal, democrática y republicana, no puede estar ausente de la protesta que triunfa por todo el país, ni puede silenciar su voz de solidaridad con los hermanos, que, en las tierras hispanas luchan hasta morir por la libertad y por el derecho. Cataluña enarbola su bandera y llama a todos al cumplimiento del deber y a la obediencia absoluta al Gobierno de la Generalidad, que desde este momento, rompe toda relación con las instituciones falseadas.
En esta hora solemne, en nombre del pueblo y del Parlamento, el Gobierno que presido asume todas las facultades del Poder en Cataluña, proclama el ESTADO CATALÁN de la República Federal Española y al establecer y fortificar la relación con los dirigentes de la protesta general contra el fascismo, les invita a establecer en Cataluña, el Gobierno provisional de la República, que hallará en nuestro pueblo catalán el más generoso impulso de fraternidad en el común anhelo de edificar una República Federal libre y magnífica.
El Gobierno de Cataluña estará en todo momento en contacto con el pueblo. Aspiramos a establecer en Cataluña el reducto indestructible de las esencias de la República. Invito a todos los catalanes a la obediencia al Gobierno y a que nadie desacate sus órdenes. Con el entusiasmo y la disciplina del pueblo, nos sentimos fuertes e invencibles. Mantendremos a raya a quien sea, pero es preciso que cada uno se contenga sujetándose a la disciplina y a la consigna de los dirigentes. El Gobierno, desde este momento, obrará con energía inexorable para que nadie trate de perturbar ni pueda comprometer los patrióticos objetivos de MI actitud.
Catalanes: La hora es grave y gloriosa. El espíritu del presidente Maciá, restaurador de la Generalidad, nos acompaña. Cada uno en su lugar y Cataluña y la República, en el corazón de todos. 
Viva la República y Viva la Libertad"
Después de que la multitud congregada a los pies del balcón de la Generalitat haya roto en vítores y aplausos al Estado Republicano Catalán, miembros de "Estat Catalá" pretenden arriar su bandera (la estelada) junto a la senyera, un gesto por el que son reprendidos desde el mismo balcón, y se les exige "disciplina" para el President. 
Recepcion de Companys a los periodistas 
Dentro de la República Federal
Terminada la concentración multitudinaria en la Plaza de Sant Jaume, y ya proclamado a viva voz el Estado Catalán dentro de esa "República Federal" española, "libre y magnífica", los historiadores convienen en un dato significativo, y es que Companys se ha negado a entregar armas a los sindicalistas. Cuentan también que fuera de micrófono, con el rictus grave, Companys ha mascullado una expresión ilustradora: "Ara ja no direu que no sóc prou catalanista" (que no digan ahora que no soy suficientemente catalanista).
Una vez venteado el Estado Catalán dentro de una inexistente República Federal Española, Companys se pone otra vez en contacto con el propio general Batet, capitán general de Cataluña y general en jefe de la IV División Orgánica radicada en Barcelona. Companys le pide a Batet fidelidad tanto a él como a "la República federal" que acaba de proclamar. En vista de esta orden, Batet parlamenta con Pérez Farrás, responsable del Cuerpo de los Mossos de Escuadra, y Farrás le advierte que sólo va a obedecer al presidente de la Generalidad.
Entonces Batet contacta con Lerroux y, siguiendo el mandato, avisa de la inmediata proclamación del estado de guerra en virtud de la "Ley de Orden Público de 1933" la cual establece que "si la autoridad civil no pudiera dominar en breve término la agitación y restablecer el orden" (...), "el mando supremo" lo detentará "la autoridad militar". Un estado de guerra del que fue alertada la ciudad, ayer, día 5, en el caso de que se produjeran acciones sediciosas. 
En previsión de tumultos y barricadas afines a Companys tras la proclamación del Estado de Guerra, por toda la ciudad se reparten grupos de resistencia a la autoridad militar. A las 22.00 horas se han escuchado disparos en la Plaza de San Jaime. En esos mismos momentos, destacados miembros de ERC, apoyados por voluntarios, se hacen fuertes en la Comisaría de Orden Público. Cien "Mossos d´Esquadra" a las órdenes de Pérez Farrás vigilan la sede de la Generalitat. 
Por otra parte, la Alianza Obrera moviliza a 400 en hombres en la Vía Layetana. También el PSOE y otras fuezas políticas dispondrán de similares efectivos. A las 22.30 el Ayuntamiento barcelonés firma una proposición donde muestra "su adhesión al Presidente y al Gobierno de Cataluña", ante la proclamación del Estado Catalán dentro de la República Federal Española.
Companys se rinde
En torno a las 23.00 horas de la noche, una batería del regimiento de artillería, escoltada por una compañía de Infantería, lee en las calles el bando de proclamación del estado de guerra. Inmediatamente se inicia un tiroteo en el que fallece un sargento y quedan malheridos siete militares. En respuesta, el ejército lanza cargas de artillería contra el local del CACDI (Centre Autònom de Depenents del Comerç i la Indústria) donde fallecen Manuel González Alba, Amadeu Bargina y Jaume Compte, entonces dirigentes del Partit Català Proletari. Tras la refriega, a la una y treinta y cinco minutos de la madrugada, se produce la rendición.
Se sabe que Batet tiene órdenes del ministro de la Guerra de atacar, aunque con los reportes que va recibiendo, y sabiendo que en breve puede tener controlada la situación, opta por dejar que pasen los minutos y llegue la rendición de Companys, que se hace efectiva a las seis de la mañana del 7 de octubre. Por el uso de la mínima violencia posible, por la templanza y el dominio de la situación, a Batet se le concederá, posteriormente, la Laureada de San Fernando.
Una hora después, a las 7 de la mañana, el ejército republicano penetra en el Palacio de la Generalitat y detiene a Companys, Tarradellas, Antoni Xirau, Joan Casanellas, Estanislau Rui y al presidente del parlamento, Joan Casanovas. Ya en el edificio del Ayuntamiento, las tropas gobernativas arrestan al alcalde, Pi y Sunyer, y a los concejales de ERC allí presentes. Todos los detenidos son confinados en el buque Uruguay, en el puerto de la ciudad condal. Y la imagen del gobierno de la Generalitat tras los barrotes dará la vuelta al mundo.
Entretanto Barcelona vuelve a la normalidad. La crisis se ha llevado por delante la vida de 70 personas según algunas fuentes, 74 según otras, a las que hay que sumar los más de 250 heridos. En el ya citado buque 'Uruguay' y en otras embarcaciones, como el 'Cádiz', reconvertidos en cárceles, son detenidas cerca de 3.000 personas, incluido el propio Manuel Azaña que en esas fechas estaba en Barcelona por asuntos personales (los funerales de su antiguo jefe de gabinete), aunque en la instrucción judicial de la causa 81/1934, de 448 folios, se reflejará que Azaña se encontraba en la capital catalana reunido en el Hotel Colón con treinta miembros de "Esquerra". La prensa encontrará en la estancia de Manuel Azaña en Barcelona un potente justificador de sus ataques, y en la mañana del 7 de octubre, el ABC de Madrid reporta que Manuel Azaña "ha excitado a los catalanes a ponerse en pie de guerra" haciéndose eco de una intervención radiada en pleno fragor del 6 de octubre. 
Vapor Uruguay, prisión de  Companys, Tarradellas, Xirau,... 
En los penales de Cartagena y el puerto
El Estado Catalán ha durado 10 horas. Se ha comprobado algún impacto de artillería contra el Palau de la Generalitat. Aunque el estado de guerra se levantará en abril del 35, los líderes militares de la "insurrección", Pérez Farrás, Escofet y Ricart serán condenados a muerte, aunque su pena fuera conmutada más tarde gracias a la intervención magnánima del presidente de la República, Alcalá Zamora, y a pesar de las protestas de la CEDA. El Gobierno de la Generalitat en pleno fue encarcelado en los penales de Cartagena y de El Puerto de Santa María (donde recaló Companys).
Companys fue condenado a 30 años de prisión e inhabilitación por el Tribunal de Garantías Constitucionales el 6 de junio de 1935, junto a los miembros de su Ejecutivo; no obstante, sería liberado gracias a la victoria del Frente Popular en las elecciones de febrero de 1936. Muy poco después, el 1 de marzo de 1936, el propio Companys, amigo de infancia del anarcosindicalista Salvador Seguí, "el noi del Sucre", volvería a subir a la balconada de una restaurada Generalitat para exclamar: "Recogemos las lecciones de la experiencia, volveremos a sufrir, volveremos a luchar y volveremos a ganar. Difícil es la labor que nos aguarda; pero os digo que estamos seguros de nuestras fuerzas, que nos llevará hacia adelante por Cataluña y por la República."
129 ayuntamientos suspendidos
Más allá de las responsabilidades penales derivadas de los sucesos de este "Sis d´Octubre', el Ejecutivo de Lerroux (el Emperador del Paralelo) va a acometer una dura política represiva contra los sindicatos catalanes, contra los periódicos catalanistas, movida por un furor represivo del que Lerroux ya ha dado muestras. 129 ayuntamientos catalanes gobernados por la izquierda son suspendidos. Una ley aprobada en diciembre con el sello de la CEDA suspende también el autogobierno catalán.
La Generalitat se sustituye por un Consejo de la Generalidad, limitado, presidido por Francisco Jiménez Arenas y, posteriormente, por Portela Valladares o por el radical Juan Pinch y Pon. De esta Generalitat descafeinada, a la que poco a poco se le fueron devolviendo competencias excepto las de orden público, acabaron formando parte algunos miembros de la Lliga tachados por muchos de "anticatalanistas" en el imaginario previo a la Guerra Civil. La Generalitat no sería completamente restaurada en sus funciones hasta la victoria del Frente Popular en las elecciones de febrero del 36, pero esa es ya otra historia. 
*********
Proclamación de la República Catalana
Fuente: Wikipedia
A las ocho y diez minutos de la tarde del 6 de octubre de 1934, Lluís Companys apareció en el balcón de la Generalidad acompañado de sus consejeros y proclamó la República Catalana:
¡Catalanes! Cataluña enarbola su bandera, llama a todos al cumplimiento del deber y a la obediencia absoluta al Gobierno de la Generalidad, que desde este momento rompe toda relación con las instituciones falseadas. En esta hora solemne, en nombre del pueblo y del Parlamento, el Gobierno que presido asume todas las facultades del Poder en Cataluña, proclama el Estado Catalán de la República Federal Española.
Poco antes de retirarse del balcón Companys dijo: «Ara ja no direu que no sóc prou catalanista» (Ahora ya no diréis que no soy sufcientemente catalanista). 
El director del diario conservador La Vanguardia Agustí Calvet, Gaziel, tras escuchar el discurso de Companys por la radio, se mostró muy crítico con la decisión de Companys: Es algo formidable. Mientras escucho me parece que estuviera soñando. Eso es, ni más ni menos, una declaración de guerra. ¡Y una declaración de guerra -que equivale a jugárselo todo, audazmente, temerariamente- en el preciso instante en que Cataluña, había logrado sin riesgo alguno, gracias a la República y a la Autonomía, una posición incomparable dentro de España, hasta erigirse en su verdadero árbitro.
Tras pronunciar el discurso Companys comunicó sus propósitos al capitán general de Cataluña y general en jefe de la IV División Orgánica, con sede en Barcelona, el general Domingo Batet, catalán de ideas moderadas, pidiéndole que se pusiera a sus órdenes "para servir a la República Federal que acabo de proclamar". El general parlamentó entonces con Enrique Pérez Farrás, el jefe de los Mozos de Escuadra, para que se presentara en la Capitanía y se pusiera a sus órdenes. Éste le respondió que sólo obedecía al presidente de la Generalidad. Batet habló a continuación con el presidente del Consejo de Ministros, Lerroux y, siguiendo sus órdenes, proclamó el estado de guerra aplicando la Ley de Orden Público de 1933.
Al anochecer aparecieron las primeras barricadas, se distribuyeron grupos armados por las calles y se preparó a los edificios oficiales para la resistencia. La Generalidad se defendió con un centenar de Mozos de Escuadra dirigidos por Pérez Farrás; la Alianza Obrera ocupó el local de Fomento del Trabajo Nacional en la Vía Layetana con unos 400 hombres; un número similar de partidarios del PSOE se concentraron en la Casa del Pueblo de la calle Nueva de San Fracisco; y en general los grupos con fusiles estaban preparados en los locales de La Falç, Nosaltres Sols! y el CADCI (Centre Autonomista de Dependents del Comerç i de la Indústria) en la Rambla de Santa Mónica.
Cerca de las once de la noche, una compañía de infantería y una batería del regimiento de artillería llegó a la Rambla de Santa Mónica y cuando el capitán se dispuso a leer el bando de proclamación del estado de guerra, desde el local del CADCI empezaron a disparar resultando muertos un sargento y heridos otros siete militares. La repuesta fue el bombardeo de artillería sobre el centro resultando muertos Jaume Compte, Manuel González Alba y Amadeu Bardina, dirigentes del Partit Català Proletari. El resto se rindieron a la una y media de la madrugada del día 7 de octubre
Unas horas antes, hacia las diez de la noche del día 6, una compañía de artillería había ocupado la Plaza de la República (actual Plaza de San Jaime) informando a Pérez Farrás sus jefes de que tenían órdenes de tomar los dos edificios oficiales. Tras un tiroteo, los mozos de escuadra se replegaron al Ayuntamiento. Allí se acababa de votar una moción presentada por el alcalde Carles Pi i Sunyer de adhesión al Gobierno de la Generalidad. El asedio se amplió con la llegada de una compañía de ametralladoras.
Mientras, Dencàs, Badia y otros miembros de ERC, junto con unos ochenta guardias y un centenar de hombres pésimamente armados, se hicieron fuertes en la Comisaría de Orden Público de la Vía Layetana frente el asedio al que le sometieron las tropas que habían salido de Capitanía.
El general Batet, a pesar de tener órdenes estrictas de atacar por parte del ministro de la Guerra, y a sabiendas de que tenía la situación completamente controlada, dejó pasar el tiempo esperando reducir a los rebeldes.​ A las seis de la mañana del día 7, diez horas mas tarde de la proclamación, Companys comunicaba al general Batet su rendición. Esa noche, el consejero de Gobernación Dencàs huyó del Palacio de la Generalidad por las alcantarillas.
Sobre las siete de la mañana del 7 de octubre las tropas entraron en el Palacio de la Generalidad y detuvieron a Companys y a su gobierno y a los diputados Josep Tarradellas, Antoni Xirau, Joan Casanellas, Estanislau Ruiz, al presidente del parlamento Joan Casanovas. al alcalde Carles Pi i Sunyer y a los concejales de ERC.

domingo, 22 de octubre de 2017

Hoy: Festividad de Juan Pablo II. Canonización (2014), Biografía, Filmes (3) y Vídeos de visitas a España (1982), Santiago de Compostela (JMJ-1989), El Rocío (1993), Madrid-Cuatro Vientos (2003) (2214)

Juan Pablo II en España

Se Recomienda
Editor-Autor: Santiago Clavijo
Información contra el virus ideológico de Satanás
Causante de la crisis religiosa, ética, social y política

FORO Anti-Masónico Hispano-Americano 

Temas preferentes de Santiago Clavijo
RELIGIÓN
MASONERÍA
HISTORIA
POLÍTICA
CIENCIA

Autores del "FORO Anti-Masónico"
RELIGIÓN
HISTORIA
ACTUALIDAD
(Víctor Gago)
(IgnacioArsuaga-Gádor Joya)
(Leonor Tamayo)
(Cristina Martín Jiménez)
(Roberto Centeno)
Selección de Libros y Vídeos
  1. Jakim Boor (Francisco Franco). Masonería
  2. Monseñor Jouin. Protocolos de los sabios de Sión
  3. Jean Lombard. La cara oculta de la Historia Moderna (1979)
  4. Juan Antonio Cervera. La red del Poder (1984)
  5. Martín de Lozano. Nuevo Orden Mundial (1996)
  6. Padre Julio de la Vega. El complejo mundo de las Sectas (2000)
  7. Ricardo de la Cierva. Masonería invisible (2002)
  8. Padre Juan Cladio Sanahuja. Desarrollo Sustentable (2003) 
  9. Padre Manuel Guerra. Cien preguntas clave sobre "New Age" (2004)
  10. Padre Manuel Guerra. Trama Masónica (2006)
  11. Padre Juan Claudio Sanahuja. Poder Global y Religión Universal (2010)
  12. Manuel Galiana. Nuevo Orden Mundial, Masonería y Sionismo (2011)
  13. Guillermo Buhigas. Sionismo, iluminados y masonería (2012)
  14. Padre Manuel Guerra. Masonería, Religión y Política (2012)
  15. Padre Alfredo Sáenz. NUEVO ORDEN MUNDIAL (2012)
  16. Padre Alfredo Sáenz. MASONERÍA (2012)
  17. Santiago Lanús. Fátima, Garabandal y Ámsterdam (2013)
  18. Alberto Bárcena. Masonería y Nuevo Orden Mundial (2013)
  19. Cristina Martín Jiménez. Perdidos: Los planes secretos del Club Bilderberg (2013)
  20. Monseñor Juan Claudio Sanahuja. El gran Desafío (2014)
  21. Juan Gutiérrez Delgado. "New Age", la falsa religión (2014)
  22. Jaime Duarte. El engaño "NUEVA ERA" (2014)
  23. Padre José Luis Saavedra. GARABANDAL, mensaje de Esperanza (2015)
  24. Michael O’Brien. El Padre Elías en Jerusalén (2015)

sábado, 21 de octubre de 2017

.NEW AGE: "Gurú, Medium o Jesús", Testimonio del P. Joseph Marie Verlinde + RIESGOS de las “TÉCNICAS ORIENTALES” de Santiago Cantera Montenegro, O.S.B + Encíclica "LUMEN FIDEI" del Papa Francisco (2710)

Movimiento ideológico sin fundador ni estructura, sincretismo religioso de herejías gnósticas e ideologías masónicas que pretende sustituir a la Iglesia católica y ser la religión única universal bajo patrocinio de la ONU y financiación de los superplutócratas que dirigen economía y política hacia el “Nuevo Orden Mundial”. 
Encíclica "LUMEN FIDEI" del Papa Francisco
Conspiración de Satanás contra la Fe 

Joseph-Marie Verlinde fue investigador de química nuclear. Luego practicó Yoga y meditación trascendental: llegó a ser discípulo y mano derecha del Yogi Maharishi Mahesh, gurú de los Beatles. En un momento se dio cuenta de la consecuencia última de esto le impedía llegar a amar al otro: algo que Jesús si se lo podía dar. Regresando de esta profunda experiencia en el Himalaya, y vuelto a su trabajo de investigador, se involucra en las prácticas ocultas. Fue medium y trabajó con "curaciones energéticas" hasta que se dio cuenta de que las "entidades" espirituales que invocaba eran demonios. Purificado por la oración de estas influencias malignas, siente el llamado al sacerdocio. Es doctor en Filosofía y teología y, actualmente, prior de la comunidad monástica de la Familia de San José, en Francia.
Nueva ERA
Santiago Cantera Montenegro, O.S.B. 
Planteamiento de la cuestión. 
Ante la fascinación orientalizante que existe en buena parte de nuestra sociedad occidental, como fruto de la profunda decadencia de valores que sufre actualmente y que le conduce hacia un desmedido afán de novedad, de originalidad y de entusiasmo por lo exótico; y ante el hecho cierto de que se puede descubrir esa misma fascinación en ámbitos católicos, incluso dentro de comunidades religiosas, debido a un mal entendido “ecumenismo” y al deseo de un “diálogo interreligioso” ajeno a cualquier norma de prudencia; hemos considerado conveniente exponer unas breves notas acerca de los riesgos principales que de estas actitudes se pueden derivar para un católico, así como algunos de los puntos doctrinales que éste debe tener claro con relación a unas filosofías y religiones, que en no pocos aspectos muestran unas diferencias esenciales con la fe de la Iglesia. En especial, queremos advertir de la ingenuidad con que muchas personas enfocan los denominados “métodos orientales”, considerando equivocadamente que se trata de simples técnicas de respiración y de relajación, sin otras cuestiones de mayor fondo. 
Con relación a todo esto, debemos recordar, antes que nada, que la Iglesia Católica ha dispuesto algunas normas al respecto, singularmente en los siguientes documentos: 
a) las indicaciones del Concilio Vaticano II, que reconocen los valores que se hallan en las religiones no cristianas, pero que invitan a la prudencia en las relaciones que se deriven de los mutuos intercambios (Nostra Aetate, 2); 
b) las advertencias del Catecismo de la Iglesia Católica en torno a los conceptos erróneos sobre la oración, poniendo en guardia sobre “los que ven en ella una simple operación psicológica o un esfuerzo de concentración para llegar al vacío mental” (CEC, 2726); 
c) y por fin, las más precisas acotaciones de la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe (Carta de 15.10.1989, Algunos aspectos de la meditación cristiana), donde habla de los “métodos orientales”, por los que entiende los métodos que se inspiran en el hinduismo y en el budismo, como el zen o la “meditación trascendental” o incluso el yoga, y a los que se refiere en el nº 2 al añadir que “con la difusión actual de los métodos orientales de meditación en el mundo cristiano y en las comunidades eclesiales, se encuentra frente a una renovación aguda de la tentativa, no exenta de riesgos y errores, de mezclar la meditación cristiana y la meditación no cristiana”. Y después de hacer un recuento bastante completo de tales tentativas, concluye el nº 2 diciendo que éstas “deberán ser continuamente examinadas con un cuidadoso discernimiento de los contenidos y del método, para evitar caer en un pernicioso sincretismo”. 
Breve examen del trasfondo de los “métodos orientales”. 
En primer lugar, hay que advertir que uno de los errores más difundidos hoy en Occidente en torno a los “métodos orientales”, y más en particular el yoga, es creer que se trata de simples métodos de relajación o de ejercicios gimnásticos muy aptos para descargar al hombre moderno de su tensión psicológica, afectiva, laboral, etc., sin caer en la cuenta de que conllevan todo un trasfondo filosófíco-religioso y que su fin no es una simple relajación física y psíquica, sino un vaciamiento de sí mismo (el “vacío mental” que señala el CEC, 2726). El documento de la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe de 15-10-1989, asimismo, hace referencia a los que se acogen a estos métodos “por razones terapéuticas” y que “un cierto número de cristianos” busca “en ellos el camino de la tranquilidad interior y del equilibrio psíquico”. Aunque dicho documento no trate propiamente de este aspecto, sino más bien de la aplicación de tales métodos a la oración cristiana, deja ver el peligro de que conduzcan a formas de sincretismo y a una confusión de criterios. 
No se puede olvidar que el yoga nace como un método ascético del brahmanismo-hinduismo que busca la inactividad, la supresión de los actos (a los que se considera fuente de sufrimientos), con el fin de “quemar” el karma y escapar al renacer (escapar a la reencarnación o samsara), uniéndose (mokhsa) al Ser (Brahmán). El karma es la energía o fuerza que afecta al alma del ser humano y que es el resultado de sus acciones pasadas, por lo que determina la próxima reencarnación y la condición del futuro nacimiento, aun cuando exista la libertad en la vida presente de cara a una mejor reencarnación. Aquí hay que considerar: 
a) Que se entra en un determinismo fatalista opuesto al concepto cristiano del libre albedrío y la armonía entre éste y la Providencia divina. 
b) Que esta idea determinista del karma y la reencarnación conducen a la configuración de una sociedad de tipo hermético y con graves injusticias: la denominada “sociedad de castas” (brahmanes, kshatriyas, vaishyas y shudras y parias); sociedad que por su estructura y por las terribles injusticias que genera es inaceptable desde la perspectiva de las virtudes cristianas de caridad y justicia. 
c) Que el concepto de reencarnación es abiertamente ajeno e incluso contrario a la fe cristiana. Además, en el hinduismo no se considera un principio del alma humana, mientras que el cristianismo afirma claramente que ésta es creada por Dios e infundida por Él en el cuerpo humano gestado por los padres en el momento de la concepción. 
d) Que el Ser Supremo (Brahmán) del hinduismo no es perfectamente asimilable al Dios cristiano (si bien es cierto que dentro del hinduismo existen muchas variantes, escuelas, etc.), pues el Dios cristiano, de acuerdo con la fe católica, es Unidad de Esencia y Trinidad de Personas, mientras que Aquél otro es más bien un Ser Absoluto impersonal, que entra más en el terreno del panteísmo. De hecho, en el hinduismo se puede encontrar una diversidad de elementos que van desde el politeísmo hasta un panteísmo naturalista. 
e) Que esa unión con el Ser Absoluto a la que aspira el yoga, ya en esta vida terrena, implica la disolución del alma humana en dicho Absoluto, lo cual es una plasmación clara de ese panteísmo. Precisamente, la Santa Sede tuvo que advertir también de los peligros y errores en que incurrían en este sentido las obras de algunos autores católicos, como el jesuita Anthony de Mello, por realizar una mezcla de elementos de las religiones orientales con el cristianismo. La doctrina católica acerca de la unión del alma humana con Dios, por el contrario, sostiene que, tanto en el éxtasis místico como en la visión beatífica eterna, no hay un aniquilamiento de la sustancia del hombre, de la persona humana, sino que permanece en esa unión perfecta de voluntades; no se diluye la persona humana en un absoluto impersonal. Son totalmente diferentes la visión del panteísmo y el concepto católico de la 3 “deificación” del hombre en la visión beatífica: mientras que en el primero el hombre es absorbido completamente por el conjunto de que forma parte y que es Dios, en el catolicismo, en cambio, el hombre, después de ser penetrado por la sustancia divina, conserva aún la individualidad inviolable de su propia sustancia, y ello por el respeto enorme que Dios guarda hacia la individualidad humana, hacia la libertad humana. Además, la doctrina católica afirma que, después de la muerte, el disfrute de la felicidad celestial y de la visión de Dios serán plenamente completadas, hallarán su culminación, tras la resurrección de la carne, cuando el hombre alcance la perfección de su naturaleza al poseer un cuerpo como el de Jesucristo Resucitado y unido ya inseparablemente al alma. 
f) Que la búsqueda de la inactividad para no engendrar karma negativo puede conducir al peligro del “quietismo”, el cual ha sido condenado en sus diversas formas por la Iglesia Católica. 
g) En fin, las visiones monistas o panteístas en torno a este Ser Absoluto impersonal también se pueden encontrar de una u otra forma en otras filosofías y religiones orientales como el taoísmo y el sintoísmo. 
Algunas de estas prácticas ascéticas y otras, con finalidades semejantes, han sido recogidas y desarrolladas por otras corrientes filosóficas y religiosas surgidas del hinduismo, en especial el jainismo y el budismo, ambos también con numerosas variantes internas, escuelas y sectas. Y uno y otro, igualmente, parten de las ideas del karma y de la metempsícosis o transmigración de las almas y buscan por medio de tales prácticas la liberación temporal y la definitiva de estas realidades, de sus consecuencias y de sus causas. La liberación definitiva de la realidad a la que está sometido el hombre y todo el cosmos es conocida como nirvana en el budismo y mokhsa en el jainismo, y en los dos casos se halla bastante inclinada hacia aspectos de tipo panteísta, de una aniquilación del ser personal. 
El jainismo, entre sus prácticas, cuenta con la ahimsa o “no violencia”, concepto que tuvo gran aceptación dentro del movimiento pacifista de los años 60 en Occidente, y grandes austeridades (tapas) que contemplan incluso la muerte voluntaria por inanición, algo totalmente reprobado por el catolicismo, dada la valoración que éste otorga a la vida humana como un don de Dios. 
El budismo, en el planteamiento de sus “Cuatro Nobles Verdades”, insiste en el “deseo”, la “sed”, el “ansia de vivir” (por tales conceptos puede traducirse el término trishna) como causa del dolor, y considera que para suprimir éste hay que suprimir su raíz, utilizando métodos como, por ejemplo, la meditación y el yoga. La metafísica budista, por otro lado, entra en abierta contraposición con la cristiana, pues para aquélla sólo hay fenómenos que se suceden; para el budismo, el ser, como tal, no existe: sólo hay estados sucesivos, un flujo incesante de fenómenos, así que se afirma la momentaneidad de todo. El karma es la causa de ese flujo continuo, como una ley de causalidad, y en relación con esta visión se halla también la metempsícosis o reencarnación, cuyo motor es el deseo de vivir. Así que para extinguir el deseo de vivir, se puede contar con el ascetismo, la meditación y el yoga, medios con los que se podrá llegar a alcanzar el nirvana o liberación, un estado místico en que se supera toda esa realidad. 
Conclusiones. 
El yoga y otros “métodos orientales”, entendidos adecuada y completamente, no pueden ser considerados de forma parcial ni superficial por sus aspectos externos de relajación física y mental, técnicas de respiración, posturas y movimientos, etc., sino que parten de unos supuestos que hunden sus raíces más profundas en unas doctrinas filosófico-religiosas, cuyo núcleo central (si no se le quiere dar el nombre de dogma), el karma, es totalmente opuesto a la fe católica, así como otras consecuencias derivadas del mismo. 
La Iglesia Católica reconoce lo positivo de estas corrientes filosóficas y religiosas nacidas, en su entraña más profunda, del deseo de hallar la Verdad, de buscar a Dios, deseo que el mismo Creador ha puesto en la mente y el corazón de todos los hombres, y por ello pueden servir de cauce para acercarse a Él a aquellas personas que no han conocido la Revelación cristiana. Pero eso no significa que sus doctrinas estén exentas de errores, tal como se ha ido viendo, ni que los católicos deban contribuir a su difusión, sino que, por el contrario, el deber auténtico de caridad ha de mover a anunciar, también hacia los seguidores de esas corrientes, la plenitud de la Verdad revelada en y por Aquél que se ha manifestado a Sí mismo como “el Camino, la Verdad y la Vida”. 
Promover actividades en las cuales se incluyan prácticas derivadas de esas corrientes orientales, aun cuando se trate de presentarlas de un modo desvinculado respecto de ellas, es un riesgo en el que no debe incurrir precipitadamente una comunidad religiosa o parroquial, y menos aún cuando en los últimos años han sido tan claras las disposiciones de la Iglesia, pues puede engendrar, cuanto menos, un estado de confusión que conduzca a formas de sincretismo y de relativismo religiosos. Convendrá actuar con precaución, claridad de criterios y un discernimiento prudente y oportuno a la hora de realizar actividades que, en mayor o en menor medida, partan de supuestos originados en dichas corrientes. 
Bastante dolorosa ha sido la experiencia de descristianización y pérdida de valores de la sociedad occidental, muy aguda desde los años 60 del pasado siglo, y no debemos perder de vista que, a la vez como una de las muchas causas y consecuencias de ella, ha contribuido la difusión de sectas y corrientes filosófico-religiosas orientales. Ante la crisis de valores y la descristianización, muchos jóvenes buscaron en ellas una respuesta a su vacío espiritual, a la vez que el entusiasmo por lo exótico les impulso hacia las mismas. Ante esta experiencia, los católicos, y más aún las comunidades parroquiales y religiosas, no debemos favorecer todavía más el confusionismo y el relativismo existentes, apoyando actividades que puedan contribuir a difundir esas corrientes, pues nuestro deber es anunciar a Cristo y no otros mensajes “liberadores”. 
Incluso cuando ciertos cursillos promovidos por parroquias y comunidades religiosas fueran del todo ajenos a la finalidad de difundir el budismo, el hinduismo, etc., siempre pueden servir de base para que sus asistentes, en lugar de verse inclinados a buscar a Cristo al ser recibidos, se encuentren motivados a profundizar en esas corrientes orientales. Hay que evitar simplismos como aquel del permisivismo hacia las “drogas blandas”, pues la experiencia también ha demostrado que en muchas ocasiones fueron la puerta de entrada hacia las “drogas duras”. 
Por otro lado, para llevar a cabo optimistas “encuentros interreligiosos”, no se debe hacer de forma precipitada, sino con la prudencia, la cautela, el discernimiento y la atención a las indicaciones de la autoridad eclesiástica, de acuerdo con las normas dadas por el Magisterio de la Iglesia (por ejemplo, Concilio Vaticano II, Nostra Aetate, 2; Juan Pablo II, Vita Consecrata, 102). Hay que evitar dejarse llevar por un afán de novedad, de originalidad y de entusiasmo por lo exótico. 
Consideramos muy recomendable la lectura del libro del P. José María Verlinde, (La Experiencia prohibida. Del ashram a un monasterio (traducción de Manuel Ordóñez Villarroel), Burgos, Monte Carmelo (Colección “Otra mirada”), 2003, donde describe su trayectoria personal y su proceso de conversión, habiendo pasado por el hinduismo, el budismo y la “New Age” o “Nueva Era” hasta finalmente redescubrir la verdad en la Iglesia Católica. En la obra demuestra conocer muy bien el hinduismo y el budismo y traza las diferencias esenciales con el cristianismo, además de anunciar otro libro sobre los errores de la mencionada “Nueva Era”.
Santiago "matamoros" en la batalla de Clavijo (año 859) 
Twitter: @Clavijo859
Investigador de la Conspiración Masónica-Liberal
para el "Nuevo Orden Mundial-Nueva Era" 
DIOS-Patria-Familia
Verdad-Justicia y Amor-Misericordia
2. Posts más Populares
3. Otros Posts Recomendados
8. Documentos Papales
9. Magisterio de la Iglesia Católica
Imprime esta entrada

viernes, 20 de octubre de 2017

Beatificación de ISABEL, la Católica: ¡ SANTA súbito !. CONFERENCIA del P. Javier Olivera Ravasi en Buenos Aires (2709)

 "Isabel la católica: ¡Santa subito!"
CONFERENCIA
P. Javier Olivera Ravasi
Buenos Aires (21/10/2017)
Resultado de imagen de isabel la catolica
Conquistadora y Reina Santa
"Positio Canónica" y Leyenda Negra
Falsificación y Reconquista de la Historia
Leyenda Negra de la Inquisición española
Documental BBC y Serie Histórica TVE
Proceso de Beatificación iniciado en Valladolid (1957)
Biografía e Historiografías
Javier Olivera Ravasi
Reconquista de la Historia
Javier Olivera Ravasi
En las vísperas del Quinto Centenario del Descubrimiento de América, Isabel la Católica estuvo a punto de ser beatificada; diversas razones hicieron suspender dicho acto que iba a ser presidido por el ahora San Juan Pablo II. Fue entonces cuando el el gran hispanista francés, Jean Dumont, publicó este artículo en la revista Verbo.
Conquistadora, Inquisidora y Reina Santa
Javier Olivera Ravasi
Rebelión del "1-Octubre" (2017)
Pacto Masónico "PP-PSOE" (2015)
Conspiración Masónica contra España (1717-2017)
Propuestas para Reformar la Constitución
Santiago "matamoros" en la batalla de Clavijo (año 859) 
Twitter: @Clavijo859
Investigador de la Conspiración Masónica-Liberal
para el "Nuevo Orden Mundial-Nueva Era" 
DIOS-Patria-Familia
Verdad-Justicia y Amor-Misericordia
2. Posts más Populares
3. Otros Posts Recomendados
8. Documentos Papales
9. Magisterio de la Iglesia Católica
Imprime esta entrada